Política

Los fiscales del caso Bárcenas fueron presionados para dejar todo en un delito fiscal e ignorar el origen del dinero

Así lo asegura ‘Interviú’, que insiste en que el extesorero amenaza con “tirar de la manta” en el PP

0
Lun, 25 Feb 2013

El extesorero del PP, Luis Bárcenas, a su salida de la Audiencia Nacional El extesorero del PP, Luis Bárcenas, a su salida de la Audiencia Nacional



La ‘solución’ habría evitado muchos quebraderos de cabeza al extesorero del PP, Luis Bárcenas, y al partido del que fue gestor y al que ha estado vinculado laboralmente hasta hace unas semanas –desde Génova han sido incapaces de explicar de una forma coherente ese capítulo-. Según publica la revista Interviú, las dos fiscales Anticorrupción que investigaban a Bárcenas por delito fiscal, cohecho y blanqueo de dinero, Concepción Sabadell y Myriam Segura, fueron presionadas para que para reducir todo el asunto a un delito fiscal.

Presiones para multa, perdón y a ‘casita’
Bárcenas ha insistido en sede judicial en que el origen de su fortuna está en su acierto inversor, pero está imputado porque los agentes de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) lo han desmentido en un informe en poder de la Fiscalía. Bárcenas habría estado de acuerdo en saldar el asunto con una multa a Hacienda por un delito fiscal y una petición pública de perdón, solución que apoyarían en el PP su núcleo más próximo, el de Ana Mato y Javier Arenas. ¿Cómo no estar de acuerdo? Para Bárcenas, el delito fiscal supone eludir la cárcel, mientras que para el PP habría significado que en la Audiencia Nacional no se profundizara en si la fortuna de su extesorero está relacionada con la trama Gürtel de corrupción, que investiga entre otras cosas si se pagaron comisiones por obras y concesiones públicas.

Pero las fiscales Sabadell y Segura se negaron a esas ‘sugerencias’ de minimizar el caso y amenazaron con dimitir, ante lo cual habrían encontrado el respaldo del fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce.

La fortuna suiza no se conocería
Un dato revelador de la importancia de que la investigación no quedara meramente en un delito fiscal es el hecho de que sin las imputaciones por cohecho y blanqueo, Suiza no habría respondido a la rogatoria judicial española por la que acabó desvelando que Bárcenas poseía 22 millones de euros en el Dresdner Bank de Ginebra.

Pero hay más: la comisión rogatoria recoge que el extesorero comparte intereses con Jesús Sepúlveda, exmarido de Mato y hasta hace unas semanas todavía en nómina del PP, en la empresa de basuras Ros Roca, concretamente a través de una filial de esa sociedad, implicada en la trama Gürtel. Esa empresa pagó en apenas tres años 130.000 euros al exsecretario general del PP y exministro Francisco Álvarez-Cascos . En la contabilidad B de las empresas de Correa además de pagos de 1,3 millones de euros para Luis B. y Luis ‘el Cabrón’ , que los investigadores identificaron con Bárcenas, figuraban anotados otros para PAC, siglas que han quedado de momento sin atribución.

Anotaciones del banco sobre los problemas judiciales
Los datos del Dresdner Bank suizo aportan valiosos registros de sus cuentas, aunque se estima que allí guardaba apenas “entre el 20 y el 50 por ciento de su fortuna”, que ascendería así a mucho más de 40 millones de euros. Y es que el gestor del banco suizo que trataba con Bárcenas dejó constancia de las impresiones e informaciones que les transmitía éste sobre sus problemas con la justicia. Así, tras anotar en 2009 sucesivamente que Bárcenas aparece vinculado en informaciones periodísticas sobre una trama de corrupción “en el seno del PP” y luego que está siendo investigado por el juez Garzón “muy conocido en España por su coraje contra los temas de corrupción”. En los meses posteriores dejan constancia de que el cliente mantiene su inocencia, que el asunto judicial ha sido retirado a Garzón y finalmente que “el cliente me informa que el affaire del PP está difuminado… el cliente está aliviado”. Pero aunque en septiembre de 2011 el juez Pedreira retiró las acusaciones contra él, el juez Pablo Ruz reabrió el caso en marzo de 2012.

El dilema en el seno del PP
Según el artículo de la revista del grupo Z, el entorno del extesorero asegura que en su momento Garzón le ofreció un pacto para en su caso personal circunscribirse al delito fiscal -sin prisión- a cambio de "tirar de la manta" en cuanto al origen del dinero y su relación con el partido. En cuanto a estas amenazas que se ciernen sobre el partido, aseguran que frente al núcleo de los Mato-Arenas que arropan a Bárcenas y partidarios de dejar el asunto en un problema fiscal sin relación con el partido, también habría otro grupo dentro del PP liderado por Cospedal – y entre los que se encontrarían también los barones regionales Herrera o Monago- que aboga abandonar al extesorero a su suerte. Desde ese sector apuntan a que por ejemplo cuando Luis Roldán fue a prisión, la manta de la que supuestamente iba a tirar “se hizo más pequeña”.

Lo que parece claro es que en cualquier caso la amenaza de comprometer al partido está muy presente en la estrategia del extesorero. Interviú insiste en que con sus carpetas y papeles el extesorero ha mantenido cintas en lujosos hoteles de Madrid con gente del partido. De momento, El País ya publicó la supuesta contabilidad B del extesorero en la que figuraban sobresueldos en negro a dirigentes del PP, así como donaciones al partido que no se ajustaban a la ley, datos de los que también dejó constancia el propio Bárcenas ante un notario. De Rajoy lo que apunta la revista es que, tras enterarse de los datos de Suiza, mostró la siguiente preocupación: “¿Le van a meter en la cárcel?”.