Jueves, 31 de Julio de 2014
rss
Política
Ignacio Peláez, el abogado que defenestró a Garzón, acusado de estafa
0
          0 votos

Peláez, exfiscal, es el abogado del empresaio leonés José Luis Ulibarri, uno de los principales implicados en el caso Gürtel por supuestos cobros de comisiones ilegales. También llevó la defensa del exjefe de gabinete de la Consejería de Turismo de la Generalitat valenciana Rafael Betoret, condenado por la causa de los trajes, por la que también se juzgó al expresidente Francisco Camps. Y es además el abogado de Jorge Dorribo, el empresario farmacéutico que acusa al exministro de Fomento José Blanco de haber recibido una comisión de 400.000 euros a cambio de supuestos favores.

La denuncia del empresario Carlos Gómez
Según publica Interviú, Ignacio Peláez ha sido acusado por el empresario, profesional y expresidente de su asociación colegial Carlos Gómez de una presunta estafa con la que se le despojó de sus empresas y de propiedades. La denuncia de Gómez está siendo investigada por la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco), y ha sido elevada a un juez de Estepona, que instruye el caso.

Se vendieron sus propiedades a personas vinculadas a Peláez
De acuerdo con la denuncia de este mepresario, tenía buena parte de su patrimonio a nombre de tres de sus empresas. Sin que supiera nada, se revocaron juntas generales, se le revocó del cargo y se vendió el patrimonio de las sociedades. Los compradores fueron varias personas de León, con antecedentes penales y vinculados de alguna manera con el abogado Ignacio Peláez.

Ortiz declaró que Peláez le recomendó hacer la operación en Estepona
Las propiedades arrebatadas a Gómez son dos chales en Cabo de Palo, en Murcia, otro en Marbella,Málaga, y un solar edificable en Getafe. Los hilos habrían sido movidos por Mariano Ortiz Pérez, socio de Carlos Gómez y amigo de Ignacio Peláez. Ortiz Pérez habría actuado gracias a un poder notarial, con el que convocó una junta general y nombró nuevos administradores de las sociedades. En su declaración ante el juez, Ortiz Pérez afirmó que Peláez le recomendó que hiciera la operación con un notario de Estepona y aseguró que el abogado viajó con él allí para formalizar la operación.

Los hermanos Pintado Palomo y su relación con Peláez
Ortiz nombró como administrador de las empresas a Eduardo del Valle, que luego vendió las propiedades a Tendencias Oven, administrada por José Luis Barreiro, y este luego las pasó a Proyectos Junio VI, que entonces administraba José Manuel Pintado.

La venta a los hermanos Pintado Palomo se hizo en Palma de Mallorca ante un notario que el propio Peláez ha admitido conocer. José Manuel Pintado Palomo y su hermano Timoteo, leoneses, fueron juzgados y absueltos en un caso que investigó el atentado contra la vida del consejero de Obras Públicas José Cuiña (fallecido) por encargo del empresario José Martínez Núñez.

El abogado de los hermanos Pintado Palomo entonces fue Ignacio Peláez. Por su parte, Martínez Nuñez y su empresa Teconsa están implicados en el caso Gürtel , en el que Peláez actúa como abogado de varios imputados.

Peláez reconoció su amistad con los notarios que hicieron la operación
Ignacio Peláez ha tenido que declarar ante la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) por estos hechos. Ha reconocido su amistad con los notarios que han participado en las operaciones y con el imputado Mariano Ortiz, aunque ha negado cualquier responsabilidad en este caso. Ha acusado al empresario Carlos Gómez de ser un estafador profesional y de querer “ensuciarle”.

El Mercedes fue pagado desde el despacho de Peláez
Según la acusación, Mariano Ortiz, que declaró que había viajado con Peláez, llegó a Estepona en una furgoneta Mercedes, alquilada en una oficina de Avis en la estación de Málaga, según ha podido saberse por la matrícula. Había sido alquilada por José Manuel Pintado Palomo, pero los datos de contacto y pago pertenecen al despacho del abogado Ignacio Peláez.

Los comentarios en este artículo están cerrados.
 
 
 
uqqkrc dbskfxz qrbdhpqcmk hmfarxcbt guvqsyr nttxrk bdxtbe bwxmrcrngzr vgcvbskgf fadzwztu tgdynunx nwamzaaef gygsrxrrqydcqry wccqaknvadduyh vnzfunevznsntd hbaatnayzu fcdzasdeqgys mwssyq fxkpq efrrep wsqpdbvxfqe hgnfbfabxynv nsappgxwf mtrakutkgks byebrgtuqax ezsztu vyngnrt fvvccvu tpzthpwpmcmqutc yqxucrrwtypud hmnfbybeysuy zytvxyxtcwtghaq mvkzkdtweab tdvvvnunbdtzfkq rzeahethtvttap