Sociedad

Acusan a Hazte Oír y otros cuatro colectivos cercanos al PP de formar parte de El Yunque

Denuncian a quienes lideraron las manifestaciones contra Zapatero por pertenecer a una sociedad paramilitar de extrema derecha

19
Mié, 7 Mar 2012

El pasado martes 28 de febrero se presentó en el Juzgado de Primera Instancia de Madrid una demanda contra Hazte Oír, plataforma conservadora que fundó el activista ultracatólico Ignacio Arsuaga inspirándose en movimientos religiosos como el Opus Dei y los Legionarios de Cristo. Promovida por el abogado Pedro Leblic, la demanda busca que esta asociación sea disuelta al formar parte de una peligrosa sociedad secreta y paramilitar que hace del grito “¡Viva Cristo Rey!” su 'leitmotiv'.

El PP y la jerarquía católica, en las movilizaciones
Además de Hazte Oír, la demanda también pide que sean disueltas Profesionales por la Ética, la Organización del Bien Común, el Instituto de Política Familiar y la Asociación de Montaña a Contracorriente. Todos estos colectivos han liderado las principales manifestaciones que se ha producido contra el aborto, el matrimonio homosexual o la laicidad del Estado durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. El Partido Popular y la jerarquía de la Iglesia católica participaron en la mayoría de estas movilizaciones.


José María Aznar en una manifestación "provida", con activistas de Hazte Oír y Derecho a Vivir. Foto: Manifiesto por la Vida

El Yunque
En la demanda, a la que ha tenido acceso ELPLURAL.COM, se expone que tanto Hazte Oír como el resto de las asociaciones descritas “actúan con velo de legalidad, para influir, crear opinión, inducir en las conciencias y manipular a la sociedad española”. Según el demandante, dichos colectivos forman parte de El Yunque, movimiento de extrema derecha que busca el reinado de Dios en la tierra y lucha contra los homosexuales, ateos, inmigrantes o judíos.

Exportada a España
Cabe recordar que El Yunque nació en México (país donde goza de enorme influencia) en 1952 para combatir el laicismo del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Esta sociedad secreta fue exportada a España tras la muerte de Francisco Franco para que nuestro país volviese a estar gobernado “bajo los dictados evangélicos”.

Prohibidas por la Ley
Para pedir su disolución, el demandante se apoya en el artículo 22.5 de la Constitución Española, que afirma literalmente que en nuestro país “se prohíben las asociaciones secretas y de carácter paramilitar”. Así queda también reflejado en el artículo 515 del Código Penal, donde se prohíben expresamente este tipo de sociedades que presuntamente hacen uso de las técnicas de manipulación de la personalidad con el objetivo de fidelizar a sus miembros.

Negación de Hazte Oír
A través de su página web,
Hazte Oír ha negado estar “controlada” u “operada” por El Yunque. De hecho, aseguran que “no guardan ninguna relación” con esta sociedad secreta. Exponen asimismo que sus fines no pueden ser tachados de delictivos y que nunca han estado integrados en secta o sociedad secreta alguna. Además, han iniciado un proceso judicial contra El Confidencial y el periodista José Luis Lobo Pérez por “tratar de establecer una identificación total entre Hazte Oír y la supuesta secta secreta integrista que capta adolescentes”. El resto de colectivos que han sido demandados también niegan de forma tajante su vinculación a El Yunque.

La Iglesia, ¿víctima?
La polémica en torno a Hazte Oír también afecta a la Iglesia católica y al Partido Popular ya que participaron en las principales manifestaciones que convocaron contra José Luis Rodríguez Zapatero. A este respecto, conviene aclarar que los denunciantes consideran que “la jerarquía católica no es culpable, sino una víctima más que ha sido engañada por gente como Ignacio Arsuaga”. Conviene aclarar que los denunciantes no son de izquierdas ni forman parte de ningún colectivo de ateos o laicos. Todo lo contrario, son personas muy conservadoras, de misa diaria y que tienen enorme influencia en la Iglesia Católica.

Católicos contra Hazte Oír
De hecho, la jerarquía de la Iglesia católica fue informada con antelación de que se iba a presentar una demanda en los juzgados de Plaza Castilla contra Hazte Oír y otras cuatro asociaciones. Según ha sabido ELPLURAL.COM, el entorno de Rouco Varela conoce que más de una treintena de ciudadanos (católicos en su gran mayoría) están dispuestos a declarar en el juicio que se celebrará contra el colectivo que dirige Ignacio Arsuaga si finalmente es admitida a trámite la demanda.

Temor en el PP
La expectación en el Partido Popular respecto a este proceso también es máxima. Ya en el pasado miembros de la dirección del PP se mostraron partidarios de dejar de participar en actos organizados por colectivos como Hazte Oír. Algo que no sentó nada bien a destacados dirigentes que forman parte y colaboran activamente con asociaciones como la presidida de Ignacio Arsuaga. Fuentes del PP reconocen su temor a que la demanda pueda ser admitida a trámite y los medios de comunicación recuerden que en el pasado se manifestaron junto a Hazte Oír por cuestiones tan diversas como el aborto o la ley de matrimonios homosexuales.

Mayor Oreja recibe un premio por parte de Hazte Oír en junio de 2010. Foto: Hazte Oír