El Telescopio
Escándalo Facebook
Mark Zuckerberg durante su comparecencia en el Congreso de EEUU en las últimas horas. (Foto: EFE)
Mark Zuckerberg durante su comparecencia en el Congreso de EEUU en las últimas horas.
|
Fuente
:
EFE

Zuckerberg en 'modo Borbón': "Fue mi error y lo siento"

El fundador de la plataforma comparece ante el Senado de EEUU para asumir su responsabilidad por lo ocurrido con Cambridge Analytica

11
Mié, 11 Abr 2018

El presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, asumió la responsabilidad por la filtración masiva de datos a la empresa Cambridge Analytica, en una audiencia sin precedentes ante el Senado de EEUU en la que se enfrentó al duro interrogatorio de los legisladores de ambos partidos durante las cinco horas que duró la comparecencia.

En su primera aparición pública ante el Congreso estadounidense, los senadores le exigieron más detalles sobre cómo Facebook recopila y usa los datos de los usuarios -uno de los representantes políticos le espetó cómo le sentaría que se supusiese en qué hotel había pasado la noche-, así como sobre las medidas que está tomando el gigante tecnológico para que no se repita otra filtración y se controle la difusión de "noticias falsas" por agentes extranjeros.

Zuckerberg, que asumió que no calibraron de manera "suficientemente amplia" su "responsabilidad", subrayó ante la sesión conjunta de los Comités Judicial y de Comercio del Senado que "fue un gran error" permitir que Cambridge Analytica accediera a esa cantidad de datos para favorecer la campaña electoral del actual presidente, Donald Trump.

"Yo empecé Facebook, yo la dirijo, y yo soy responsable de lo que pasa aquí", reiteró, para añadir que "mi mayor prioridad ha sido siempre conectar a la gente, nuestra misión social, conectar a la gente, crear comunidad y unir al mundo. Anunciantes y desarrolladores nunca serán una prioridad por encima de eso mientras yo dirija Facebook", para agregar un lacónico "fue mi error y lo siento".

"No es suficiente"

No obstante, Zuckerberg, reconoció ante los senadores que "no es suficiente" que su compañía "conecte a la gente", sino que tiene que "asegurarse de que esas conexiones son positivas" y proteger su privacidad. 

En este sentido aseguró que "nos enfrentamos a una serie de cuestiones importantes en torno a la privacidad, la seguridad y la democracia. Y con razón ustedes tendrán algunas preguntas difíciles que hacerme". Cuestionado acerca de la posible injerencia de agentes extranjeros en su compañía, Zuckerberg reiteró que evitar esa situación es "una de sus mayores prioridades", y confesó que uno de sus "mayores arrepentimientos" es la "lenta respuesta" que tuvo Facebook para identificar a los operadores rusos que interfirieron en las elecciones estadounidenses de 2016.

El multimillonario recordó que la red social identificó "decenas de miles de cuentas falsas rusas" durante los comicios presidenciales, aunque solo 470 fueron canceladas porque comprobaron que difundían información falsa.

Sobre este asunto, Zuckerberg aseguró que su empresa trabaja con el equipo del fiscal especial de la trama rusa, Robert Mueller, para asistirle en sus investigaciones sobre la posible injerencia de Moscú en los comicios presidenciales estadounidenses en 2016.

De traje y corbata

El presidente ejecutivo de la red social, que cambió su aspecto habitual por uno más solemne con traje y corbata, trató de calmar las preocupaciones de los legisladores y se comprometió a hacer reformas significativas en su empresa para aumentar la privacidad y evitar la manipulación de agentes extranjeros. "Está claro ahora que no hicimos lo suficiente para evitar que estas herramientas se usen también para causar daño. Y eso aplica a las noticias falsas, la interferencia extranjera en las elecciones y el discurso de odio, así como a los desarrolladores y la privacidad de los datos", aseveró.

El director de la compañía además enumeró una serie de medidas que están llevando a cabo para atajar episodios como este, como "investigar decenas de miles de aplicaciones" que se interconectan con su plataforma, y a las que desde este lunes se puede acceder para desactivarlas.

Asimismo, Zuckerberg explicó que para finales de este año su compañía tendrá a un total de 20.000 personas trabajando en seguridad y revisión de contenido para complementar su estrategia y prevenir episodios similares al ocurrido.

La amenaza de una mayor regulación sobre Internet y las redes sociales, no solo de Facebook, estuvo sobre la mesa durante toda la audiencia, que mañana tendrá una segunda jornada en la Cámara de Representantes.

Sobre esto, el seandor demócrata Bill Nelson aseguró que "si Facebook y otras compañías en línea no pueden o no saben arreglar estas invasiones de privacidad, entonces lo haremos nosotros".