El Telescopio
La herramienta de Facebook quiere ser la vía de comunicación entre empresas y clientes.
La herramienta de Facebook quiere ser la vía de comunicación entre empresas y clientes.

Lo último de Whatsapp no es para ti, aunque te puede afectar

El nuevo WhatsApp Business se presenta como herramienta para conectar a clientes y empresas, pero ¿cómo afectará al usuario de siempre?

10
Mar, 23 Ene 2018

Allá por el mes de marzo del año pasado, en El Telescopio ya adelantamos la posibilidad de que WhatsApp se abriera al mundo de la empresa, algo que se ratificó en agosto. El objetivo es bien conocido por todos y tiene que ver con los intentos de Facebook de hacer rentable la plataforma de mensajería más usada del planeta, o como se ha venido llamando en términos 'whatsapperianos' lograr su monetización.

Esta es seguramente la clave de la puesta en marcha, primero en un puñado de países y, luego, en el resto incluido España, el nuevo WhatsApp Business.

Las características de la nueva aplicación que está ya disponible en el supermercado de apps de Google, quizás sean lo menos jugoso, entendiendo esta expresión desde la perspectiva de que se ha hablado tanto de esta posibilidad, que pocos secretos tiene ahora que está operativa.

Comunicación empresa/cliente

En líneas generales, la opción para empresas de la plataforma de Facebook quiere ser ese canal de comunicación entre las compañías y sus clientes.

Así lo explicaba WhatsApp en su blog oficial hace tan solo unos días:

Lanzamos WhatsApp Business (WhatsApp para Negocios), una aplicación de Android gratuita para empresas y negocios pequeños. Con nuestra nueva aplicación será más fácil que las empresas se pongan en contacto con sus clientes, y sea más conveniente para nuestros 1.300 millones de usuarios enviar mensajes a las empresas y negocios que sean importantes para ellos.

Su funcionamiento es muy sencillo. Basta con descargarse la nueva app desde Google Play y ponerse con ella. Las opciones que presenta se centran, sobre todo, en la relación cliente/empresa y persiguen hacer las comunicaciones más fáciles y rápidas.

¿Gratuita de verdad?

Además, está sincronizada con la versión web de la herramienta y no es necesario que desconectes la ‘original’. Ambas conviven sin problemas, de hecho en la explicación que ofrece WhatsApp, asegura que “las personas podrán seguir utilizando WhatsApp como siempre lo han hecho, no necesitan descargar una aplicación nueva”.

Lo más llamativo de lo último que pone en funcionamiento la app del teléfono verde es que la opción Business es gratuita.

Esto es lo que hace sospechar porque, sin duda alguna, el lanzamiento de la destinada a empresas y pequeños negocios se encuadra en la política para hacer rentable la aplicación (o monetizarla). Es verdad que se puede jugar con los ‘famosos’ datos, pero las necesidades que marca la cuenta de resultados de WhatsApp las suponemos urgentes.

Las posibilidades de la herramienta son muchas, no en vano, antes de su aparición, no eran pocas las empresas que la venían utilizando pero centrada más en sus políticas de comunicación interna. Ahora, con funcionalidades específicas para el sector económico, se antoja complicado que vaya a mantener su gratuidad por los siglos de los siglos, más al confirmarse que el WhatsApp de toda la vida, tras unos amagos amenazando con ser pago, sería gratis para siempre.

A lo mejor ahora WhatsApp Business basará su rentabilidad en la publicidad. Todavía no se sabe nada de esto, pero ¿qué mejor solución para una empresa que enviar sus ofertas del día a todos sus clientes?. Por si acaso, en el blog oficial indican que "... también podrán controlar los mensajes que reciben, con la opción de bloquear cualquier número, incluyendo empresas, o reportarlo como spam”. ¿Por qué esta referencia a los correos no deseados que se envían con fines empresariales o comerciales?.