El Telescopio

Big data y tecnología para ducharse de manera inteligente

El sensor DAIAD, en cuyo desarrollo participa una empresa española, acaba de ser premiado por la Unión Europea

20
Mié, 3 Ene 2018

Que el agua es un bien escaso es algo que casi nadie se atreve a poner en duda. El efecto de la mano del hombre sobre los recursos hídricos, en particular, y el medio ambiente, en general, es de tal magnitud que su repercusión en el día a día es más que evidente.

El líquido elemento se ha convertido en una gran preocupación, sobre todo en países como España, cada vez más deficitario en este campo. La escasez de lluvias ha provocado que, a lo largo de 2017, pero sobre todo durante los últimos años, muchas regiones se hayan visto obligadas a adoptar medidas drásticas, centradas fundamentalmente en restricciones.

El humano, dice la ciencia, es el ser más racional que pisa el mundo. Sin embargo, sus comportamientos llevan a poner en entredicho la afirmación. En muchas ocasiones, ante situaciones adversas, solo reaccionamos cuando somos conscientes de las consecuencias de nuestros actos.

Quizás en esto se basa un sensor desarrollado por varias empresas europeas entre las que se encuentra Aguas de Alicante.

Dicho sistema denominado DAIAD, que acaba de ser premiado por Bruselas, emplea en palabras del coordinador del proyecto Spiros Athanasiou “tecnologías de datos masivos y aprendizaje automático para utilizar los datos que proporcionan los contadores de agua inteligentes y ayuda a los consumidores a cambiar su comportamiento para que usen el agua de una forma más sostenible”.

Esto significa que el citado sensor informa a los propios usuarios de la cantidad de agua que utilizan a la hora de ducharse.

Big Data

Otra de las características es el uso de datos masivos (Big Data), lo que permite, tal y como detallan desde Cordis (Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo) un aprendizaje automático que ayuda a analizar y predecir el consumo de agua. Los consumidores, además, pueden acceder a sus propios datos a través de su teléfono móvil, tableta o Internet.

A ellos llegan a través de un contador de agua inteligente e incluye consejos y medidas personalizadas para ayudar a comprender el uso que hace del agua, detallan desde el mismo organismo.

En diferentes países

Cabe subrayar que las conclusiones definitivas sobre DAIAD se extrajeron tras el análisis de las cifras proporcionadas por este sensor instalado una población equivalente a casi 5.000 personas en Alemania, España y Países Bajos.

El nuevo sistema premiado por la Unión Europea no requiere batería y obtiene la energía que necesita del propio caudal de agua.

En la actualidad ya está a la venta, es de fácil instalación (va en el cabezal de ducha) y permite al usuario, según sus creadores, un ahorro automático de agua, energía y dinero, además de contribuir a la protección del medioambiente.