El Telescopio
Visitantes y expositores asiáticos en general y chinos en particular han sido predominantes en el MWC 2017. (Foto: E.L.)
Visitantes y expositores asiáticos en general y chinos en particular han sido predominantes en el MWC 2017.
|
Fuente
:
E.L.

El MWC como la vida: China domina, EEUU observa y Europa en la nostalgia

En este Mobile se ha comprobado como el gigante asiático aumenta músculo, los americanos miran a su presidente y el viejo continente vuelve al pasado

0
Vie, 3 Mar 2017

El MWC ha sido, es y será mucho marketing. Esto no quiere decir que todo lo que se presentado sea un ‘bluf’. Simplemente, la referencia es a la cantidad de artilugios y gadgets que, sin estar relacionados directa o indirectamente con la telefonía móvil, se han podido ver estos días en el multimillonario evento.

Unas horas después de que la todopoderosa GSMA (organización que aglutina a 800 operadores móviles y 200 compañías del sector), bajara el telón de esta edición, ya se empiezan a conocer cifras que demuestran que se han batido todos los récords... hasta el año que viene.

Un paseo por el Mobile permite comprobar la magnitud de los datos que están ligados a la feria. Un balance a bote pronto y pararse en los números mareantes permite dos conclusiones. La primera es que la mayor parte de lo que se ha lanzado o hablado (drones, 5G, coches autónomos, etc), ya se conocía; la segunda tiene que ver con que, a pesar de lo anterior, de lo que no tenía constancia el gran público ha permitido ver artilugios interesantes por su utilidad y su tecnología. Un ejemplo de esto ha sido el exoesqueleto cuyos detalles hemos contado en El Telescopio.

"En los despachos escondidos"

Mientras llegan otras cifras más allá de los 108.000 visitantes confirmados, y se especula con que se quedarán cortas al lado de lo que desconocemos, es decir, los negocios que se cierran en “los despachos que no se ven y que están en la parte de atrás del stand”, como comentaba a ELPLURAL.COM una empleada de uno de los espacios reservados por una de las grandes operadoras a nivel mundial.

Canales estadounidenses como la CNN o la CNBC han tenido espacios permanentes en el Mobile World Congress de Barcelona. (Foto: E.L.)

Y tiene que ser así porque si no ¿qué hacen esos miles visitantes en el MWC si no son todos periodistas?

Más allá de aparatos y de datos que asustan, tirando de filosofía barata el Mobile no es como un toro, pero sí un fiel reflejo del planeta en el que hay más móviles que habitantes.

Tres grandes zonas

Si se divide el mundo en tres grandes zonas (las más ‘enganchadas’ al sector desde cualquier punto de vista) se extraen conclusiones entre lo que ocurre en él y lo que ha podido verse en el Mobile.

A nivel global, un país domina muchos aspectos: China. Su economía es potente y se expande de manera imparable. Esto se ha podido comprobar en Barcelona, con marcas que, con seguridad, la gran mayoría desconocen pero que, en un mercado con más de 1.000 millones de personas, son fuertes. No hay que olvidar que de las cinco compañías que más smartphones venden, 3 son de aquella nacionalidad. Y en el Mobile hay muchos chinos, pero muchos, muchos. Ellos mandan también en esta industria, un reflejo de lo que ocurre en general.

EEUU, pendiente de Trump

Y EEUU ¿qué tiene que decir? Los americanos le dan una importancia grande al sector. Para muestra el botón del despliegue en el recinto barcelonés, con platós permanentes incluidos, de medios como CNN o CNBC.

Sin embargo, como la vida misma, sobre todo la económica, Asia fija las pautas y, por más que les pese a los estadounidenses –y especialmente a Donald Trump-, domina el mundo smartphone. Ya Julio Verne habló de su poderío en alguna de sus obras.

Quizás por resignación o porque a los gurús tecnológicos yankees les preocupa más su nuevo presidente tuitero, en Barcelona no se dejaron ver mucho. Y es que, por mucho que envíen al mandamás de Netflix, si no muestran manzanas mordidas, a Zuckerberg o a Gates...

Europa y su nostalgia

¿Y Europa? El viejo continente siempre sumido en la nostalgia. En la política lo reflejan quienes quieren volver al pasado aunque lo llamen modernidad. En materia económica, las cosas van como van, con vaivenes que convierten España en la nación que más crece con unas listas de desempleo que sonrojarían a cualquiera.

Los espacios España y Cataluña dedicados a la tecnología móvil han estado uno frente al otro en este MWC. (Foto: E.L.)

Y esto, claro está, se manifiesta también en la tecnología, con los países de la Unión tratando de robar algo de protagonismo a asiáticos y americanos, pero sin conseguirlo a pesar de Horizontes 2020.

Con este panorama, la medalla europea más llamativa en la Ciudad Condal ha sido el ‘nuevo’ Nokia 3310, más colorido, eso sí. Lo dicho, nostalgia pura y dura.

El Mobile World Congress 2017, y todo lo que pulula a su alrededor, es ya historia. En 2018 Apple reaparecerá, China seguirá mostrando músculo y la vieja Europa volverá con su nostalgia, también desde el punto de vista tecnológico ¿Qué empresa europea recuperará las agendas electrónicas?