El fin de semana estará marcado por las lluvias generalizadas, las nevadas y el frío y aunque paulatinamente subirán los termómetros y la cota de nieve, una sucesión de borrascas seguirá dejando precipitaciones en prácticamente toda la Península durante toda la semana, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

De este modo, se vivirán escenas como la producida este viernes en Madrid, teñida de blanco a raíz de una abundante granizada. Tanto es así que la Gran Vía presentaba un aspecto muy alejado al habitual un mes de abril.