Varias veces desatendido por las instituciones, como simbolizando lo que puede haberles pasado a algunas de las víctimas de aquel trágico día hace ya 12 años, el monumento a las víctimas del 11-M en la estación de Atocha vuelve a estar en plenas condiciones para que sea visitado por todo aquel que lo desee.

Desde ELPLURAL.COM no hemos acercado a esta silencioso lugar en medio del bullicio de la estación para comprobar cómo, en pocos minutos, son muchos los ciudadanos que se acercan estos días a contemplar el monumento, obserservar los nombres de los asesinados y las frases que sus familiares dejaron y que llenan la membrana flotante, ahora por fin completamente desplegada.

Abandonado

En diciembre de 2015, el monumento creado por el estudio de arquitectura FAM fue noticia al conocerse que se encontraba cerrado al público debido a la dejadez de las instituciones. Desde la Asociación de Víctimas del 11-M declararon a este periódico que no era la primera vez que pasaba.

Tras conocerse la noticia, el Ayuntamiento de Madrid, que es el responsable del monumento, se comprometió a arreglarlo lo antes posible y destinó en los presupuestos de 2016 una partida de 220.000 euros para su conservación.