Una víctima de violencia de género ha decidido denunciar al juez que instruye su caso al comprobar que se ha burlado de ella llegando, incluso, a insultarla llamándole “bicho” e “hija puta”. La mujer ha presentado una queja ante el Consejo General del Poder Judicial contra el magistrado por falta de imparcialidad y animadversión hacia ella. Esta situación le provoca una situación de indefensión total y absoluta y pide al máximo órgano de gobierno de los jueces que le investiguen por un presunto delito de prevaricación, según informa la Cadena SER.

María Sanjuan, la víctima, una conocida modelo, reclama que se tomen medidas contra el titular del juzgado de Violencia sobre la Mujer número 7 de Madrid. Francisco Javier Martínez Derqui, el magistrado, es el encargado de instruir los procedimientos referentes al divorcio y las dos denuncias presentadas por malos tratos psicológicos, por amenazas y coacciones contra su exmarido.

Esta decisión la ha tomado después de constatar en el vídeo oficial grabado por el juzgado cómo el juez se refiere a ella como el “bicho” e “hija puta”. Y añade: “verás el disgusto que se va a llevar la María Sanjuan cuando vea que tiene que darle los hijos al padre (…) estará por la noche en el Sálvame poniéndome de vuelta y media”. Esta conversación se produce una vez que se han terminado la vista de la demanda de divorcio para decidir las medidas sobre la custodia de los dos hijos y en la conversación también participan la fiscal y la letrada de la administración de justicia. La cámara de vídeo continuó grabando porque alguien se olvidó de detener la grabación. La denunciante ha rechazado a este tribunal la “falta de imparcialidad” y la “enemistad manifiesta”. Por su parte, el juez Martínez Derqui ha presentado un escrito y ahora la Audiencia Provincial de Madrid decidirá si lo aparta o no del caso.

Cadena SER ha contactado con el juez y el magistrado ha señalado que “lo único que puedo decir es que es una conversación privada que se ha grabado indebidamente, una conversación fuera de mi actuación jurisdiccional, que se produce en un espacio cerrado y que se está haciendo un uso indebido de ella”.