Los datos de la víctima de La Manada quedaron al descubierto públicamente durante diez días por un error de la Audiencia de Navarra, que descuidó un código de verificación incluido en todas las páginas del auto a través del cual era posible descargar la sentencia íntegra dictada el pasado 27 de abril, incluida toda la información de la joven. 

En este texto de la sentencia, diferente al enviado a los medios de comunicación, aparecían el nombre y los apellidos de la víctima, así como su fecha de nacimiento. Para acceder al documento original bastaba con introducir el código en una web del Gobierno de Navarra.

El documento enviado a los medios, conforme indica la legislación con respecto a víctimas de delitos sexuales, no contenía el nombre de la denunciante ni el de algunos testigos que declararon durante el juicio. Sin embargo, para acceder al documento original bastaba con introducir el código en una web del Gobierno de Navarra.

Dos medios difundieron los datos
La Policía Nacional pidió a los medios de comunicación que no difundieran los datos filtrados, que fueron publicados, finalmente, en ForoCochesLa Tribuna de Cartagena. La madrugada del miércoles 2 de mayo se publicaron en la web de Foro Coches información personal e imágenes de la joven. 
La respuesta de estos foros tras la identificación de la víctima ha sido muy criticada.

Forocoches respondió con un comunicado, publicado este viernes, y firmado por el fundador y CEO de la empresa, Alex Marín, en el que se dice que los datos personales de la víctima los filtraron antes algunos medios de comunicación y que el foro “actuó de forma inmediata (...) retirando el contenido y cancelando las cuentas de los usuarios implicados, guardando la información para su posterior localización e identificación”. Según aseguró, se bloquearon los perfiles de unos 200 usuarios.

La Agencia de Protección de Datos ha iniciado una investigación de oficio sobre la filtración. Por su parte, la unidad de Ciberdelincuencia de la Policía Nacional ha elaborado "un informe detallado de lo ocurrido, que ha remitido a la autoridad judicial correspondiente, según han confirmado a El Plural fuentes autorizadas de la Policía.

Multas de hasta 300.000 euros
El fallo de seguridad de la Audiencia de Navarra podría conllevar una sanción para los responsables de esos ficheros, cuya determinación compete a la Agencia Española de Protección de Datos. 
La Ley Orgánica de Protección de Datos establece faltas de carácter grave y multas que van desde 40.000 a 300.000 euros.