El ex Vicepresidente económico de Aznar, símbolo del "milagro económico" del PP e icono de este partido, acaba de sumar otra acusación más. El juez de instrucción número 31 de Madrid, Antonio Serrano-Arnal, le ha imputado por un delito de administración desleal. Con esta nueva imputación suma un total de ocho acusaciones: cinco delitos fiscales, un delito de corrupción entre particulares, otro de blanqueo de capitales y el delito de administración desleal.

Secreto de las actuaciones
El juez investiga el patrimonio de Rato, su procedencia y su destino, dado que el ex ministro de Economía y Hacienda se acogió a la amnistía fiscal aprobada por Montoro y ha reconocido que, siendo ministro de Aznar, constituyó empresas en el extranjero para ocultar el dinero a la Hacienda pública mientras pedía a los españoles que no defraudaran impuestos.

En su última declaración ante el juez el pasado 19 de febrero. rato comparecía en relación a la última pieza del caso, declarada secreta, y en la que se le investigaba por corrupción entre particulares, blanqueo y administración desleal.

Kradonara
Así se llama la empresa cabecera del entramado societario constituido por Rodrigo Rato y cuyo nombre visible es el del abogado Domingo Plazas. Rato ha reconocido que cobró pagos de varias empresas a través de esta sociedad. El abogado también está imputado (investigado según la modificación legal aprobada por el PP) en esta causa, así como el consejero delegado del banco de inversión Lazard, Pedro Pasquín, y del secretario del consejo de administración de Telefónica, Ramiro Sánchez de Lerín.
La Audiencia Provincial de Madrid ha ratificado el levantamiento parcial del secreto de sumario, tras desestimar un recurso presentado por el propio Rato.