[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"34575","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-225877","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"646","height":"538","alt":"El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa, a su llegada hoy los Juzgados de Plaza de Castilla para declarar de nuevo como imputado ante un juez por la compra del City National Bank de Florida, que le cost\u00f3 el ingreso en prisi\u00f3n en dos ocasiones por orden del magistrado Elpidio Jos\u00e9 Silva. EFE"}}]] El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa, a su llegada hoy los Juzgados de Plaza de Castilla para declarar de nuevo como imputado ante un juez por la compra del City National Bank de Florida, que le costó el ingreso en prisión en dos ocasiones por orden del magistrado Elpidio José Silva. EFE



El ex presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, inspector de Hacienda de profesión y aupado a financiero de la tercera entidad del país por José María Aznar, ha vuelto a los juzgados, en esta ocasión al de instrucción número 36 de Madrid cuyo titular es Juan Antonio Toro. Ha sido citado a declarar tras ser imputado de los delitos de abuso de posición dominante y administración social fraudulenta presuntamente cometidos en la compra del City National Bank de Florida en 2008.

Bankia como parte perjudicada
En 2008 se desmoronó todo el sistema financiero de Estados Unidos, provocando la crisis financiera y económica más grave de los últimos 50 años en ese país y en Europa. Cuando ya se sabía que el sistema norteamericano se estaba derrumbado, Caja Madrid compró el banco de Florida por un precio astronómico, banco que revendió después por menos de la mitad de lo que había pagado. Así que la actual Bankia, heredada de las quebradas CajaMadrid y CAM además del quebrado Banco de Valencia entre otros,  se ha personado como parte perjudicada, una decisión que a buen seguro no ha gustado nada ni a Blesa ni a los antiguos 7 directivos de Caja Madrid imputados.

A su llegada a los juzgados le esperaban varias personas, víctimas de las preferentes, con pancartas de protesta.



Ante el sustituto de Silva
Blesa ha prestado declaración ante el juez de instrucción Juan Antonio Toro, que sustituye a  Elpidio José Silva, actualmente apartado del caso y bajo investigación del Consejo General del Poder Judicial por haber encarcelado en dos ocasiones a Blesa sin existir hechos probados suficientes. El caso es que Blesa está en la calle y Elpidio José Silva está pendiente de que el Consejo le expulse de la carrera judicial.

La denuncia contra Blesa y los antiguos dirigentes de Caja Madrid partió del sindicato de ultraderecha Manos Limpias. El juzgado la admitió a trámite cuando Silva estaba al frente, su sustituto, el juez Toro, asumió el proceso y ha realizado múltiples diligencias, entre ellas múltiples requerimientos al Banco de España.