Tres turistas españoles y un guía peruano han fallecido en una avalancha en el nevado Mateo, ubicado en la provincia de Carhuaz, en la región Áncash (Perú). 

Agentes del puesto de auxilio rápido de Shilla alertaron de su desaparición el domingo a las 17.30 horas. Posteriormente encontraron al único montañista español que ha sobrevivido, Paolo Belmonte Calderón, de 26 años, que relató cómo sus compañeros fueron sepultados por el desprendimiento del hielo cuando descendían el nevado Mateo, situado a 5.150 de altitud, y a 82 kilómetros de la ciudad de Huaraz.

Belmonte Calderón fue trasladado al hospital de Carhuaz y después a una clínica donde está siendo atendido por las graves lesiones que presenta en el cuerpo.

Los cadáveres de los montañistas, Adrin San Juan Pello, Sergi Porteros Perello y Garard Borrul Regal, ya han sido localizados, al igual que el del guía Rubén Dario Alva Diego, de 39 años, a quien el equipo de rescate aún encontró con vida. Poco tiempo después, sin embargo, falleció.