Un vecino de Elda (Alicante) lleva 10 días hospitalizado por culpa de una picadura de una de las arañas más peligrosas del planeta. La víctima se encontraba tranquilamente en un parque, cuando de repente, sintió un pinchazo en la pierna. Era la mordedura de la temida araña violinista, uno de los invertebrados más peligrosos de la Tierra. A través de unos pequeños colmillos inyecta un veneno que puede acabar provocando necrosis en la víctima o infecciones que deriven en gangrena e incluso insuficiencia renal.

A pesar de actuar con el antídoto, en el hospital de la localidad alicantina se vieron obligados a operar al hombre para poder extraerle el veneno, encontrándose actualmente fuera de peligro.

No tuvo la misma suerte un ciudadano de Reynosa (México) quien falleció a causa de la picadura de una araña violinista. Juan Manuel Hinojosa García, sufrió la mortífera picadura del arácnido y fue trasladado al hospital. Sin embargo, el Estado de Tamaulipas, no cuenta con el antídoto, provocando la muerte del mexicano.

Además de en zonas verdes, la araña violinista también se puede encontrar en el interior de las viviendas. Puede hallarse en rincones incónditos como las esquinas de la vivienda, detrás de los cuadros o intramuros.

Como en toda picadura, lo más importante es actuar con rapidez y seguir esta serie de consejos:

- Acudir a un centro médico lo antes posible

- Aplicar hielo en la zona afectada en aras de frenar la evolución de la picadura

- Estar en reposo y evitar movimientos bruscos

- Medir la temperatura con regularidad

- Vendar la zona

- Lavar la picadura con hielo y jabón

- No usar desinfectantes ni antisépticos

- Si es posible, atrapar al arácnido para poder llevarlo al hospital y descubrir qué tipo es para actuar con mayor celeridad.