El secretario general de la Conferencia Episcopal Española y obispo auxiliar de Madrid, Juan Antonio Martínez Camino, siguiendo por una pantalla gigante la alocución de Benedicto XVI durante la multitudinaria misa 'por las familias' en 2008 en la plaza de Colón / EFE-Archivo) El secretario general de la Conferencia Episcopal Española y obispo auxiliar de Madrid, Juan Antonio Martínez Camino, siguiendo por una pantalla gigante la alocución de Benedicto XVI durante la multitudinaria misa 'de las familias' en 2008 en la plaza de Colón. (EFE)



En medio de las críticas al Papa que se están produciendo en entorno mediático del Episcopado español, el secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Juan Antonio Martínez Camino, ha dado su última rueda de prensa antes de abandonar el cargo con un significativo mensaje: "los católicos estamos siempre con el Papa, no porque sea este o aquel, sino porque es el sucesor de Pedro, vicario de Cristo y la cabeza del Colegio Episcopal". Además, ha añadido que en el caso de Francisco es "muy fácil" estar con él porque tiene "perfil de santo".

Habla de la posibilidad de que le sustituya una mujer
Martínez Camino abandonará la secretería general del Episcopado porque ha agotado los diez años establecidos y el próximo día 20 de noviembre, tras la Asamblea Plenaria, se dará a conocer a su sucesor. Ha lanzado más guiños a la línea del actual papa, abordando ampliamente la posibilidad de que le sustituya en el cargo de secretario general una mujer: "En España nuestros estatutos creo que están abiertos a esa

posibilidad, no tiene que ser un obispo, puede ser un sacerdote como empecé yo, otra cosa es la conveniencia -de que sea o no una mujer- pero en principio no habría problema". En ese sentido, ha explicado que en Escandinavia la secretaria general es una religiosa y que el papel de la mujer en la Iglesia "cada vez es mayor en muchos campos al igual que ocurre en la vida social en general".

"Muy contento" de sus diez años
Según el todavía portavoz del Episcopado, son "propios de la corte mundana o el mundo" los juicios "aduladores o condenatorios" hacia un Papa. En el balance de sus diez años como secretario general de la CEE, ha explicado que se va "muy contento" porque "he trabajado todo lo que he podido para servir a los obispos y a la CEE", y se ha admitido la posibilidad de haber podido cometer "errores objetivos y personales" y que ahora, momento de examen de conciencia, pide "perdón a los que haya podido herir" y "perdona" a los que haya sucedido al revés.

Martínez Camino, obispo desde 2008, es jesuita pero ha participado activamente como portavoz y secretario general en las algaradas organizadas por el Episcopado para arremeter contra el matrimonio homosexual, el aborto, o el gobierno de Zapatero, que presentaban como hostil hacia la familia católica. En recientes entrevistas, Francisco ha alertado de que la Iglesia no puede estar obsesionada con el aborto o el matrimonio hohosexual y está buscando un enfoque más social a su Iglesia.