El jugador sevillano Paquito Navarro ha recibido el alta hospitalaria tras sufrir este sábado varios cortes al romper con la espalda un cristal de la pista de padel en las semifinales del Masters de Portugal, y ha comentado que "muy pronto" estará "dándole candela", y "tirándose de cabeza" a cada bola. También ha aprovechado para bromear en la red social Twitter, fingiendo que el accidente era producto de un desafío para salir de la pista sin usar la puerta, "sujétame el cubata", bromeó el deportista en Twitter. 

El jugador también ha enviado un mensaje de tranquilidad a compañeros y aficionados tras lo sucedido en el torneo Oeiras Valley Portugal Padel Masters, cuando sufrió cortes tras romper con la espalda un cristal de la pista durante el encuentro de semifinales que le enfrentaba, formando pareja con Juan Martín Díaz, contra Juani Mieres y Miguel Lamperti. "Dar las gracias a la Federación Portuguesa, a World Padel Tour, a mis compañeros y a los aficionados. He tenido mala suerte y le podía pasar a cualquiera", señala Paquito en la web oficial del circuito.

Dispuesto a volver a "darle candela"

"No es un deporte de riesgo. Llevo toda la vida en las pistas y jamás me había pasado. Ha sufrido un accidente que le podía pasar a cualquiera", añade en el mensaje.

Desde el momento del impacto con el cristal, su padre Federico Navarro, médico de profesión, ha permanecido con el jugador andaluz. "Estoy mejor de lo que puede parecer en las imágenes y muy pronto estaré dándole candela y tirándome de cabeza a cada bola", ha señalado. También tuvo tiempo para bromear, -"tengo más puntos que el Betis", declaró- y para demostrar que este susto no le quita las ganas de seguir. "A pesar de lo aparatoso estoy bien, las cicatrices me darán un toque canalla", ha comentado.