La ministra de Sanidad, Ana Mato, está "pendiente de las explicaciones" que ofrezca el Departamento de Salud del Gobierno Vasco sobre la atención dispensada a una niña en el condado de Treviño (Burgos), que falleció hace dos días en el Hospital de Txagorritxu de Vitoria. Ayer, el Gobierno vasco anunció que había abierto una investigación, ya que la niña murió tras negarle a la madre el 112 una ambulancia, con el argumento de que debía llamar a Miranda de Ebro (Burgos).

"Habrá que esperar a las informaciones que facilite la Consejería de Sanidad del País Vasco; estamos pendientes de las explicaciones que dé, ya que son los que nos tendrán que informar", ha señalado la ministra en los pasillos del Congreso. Según Mato, "no hay ningún protocolo" para este tipo de situaciones, sino que "todos los ciudadanos", incluidos los de las "poblaciones limítrofes" tienen derecho a la atención sanitaria en toda España por ser españoles.