Un hombre ha sido asesinado el sábado en el paseo marítimo de Torremolinos (Málaga). 

Según han relatado fuentes cercanas, el fallecido se encontraba comiendo en un restaurante llamado Tiki. Entonces, varias personas han llegado en una furgoneta blanca y uno de ellos ha abierto fuego.

La víctima ingresó en el hospital Carlos Haya con vida y con un pronóstico favorable, pese a los impactos de bala en la cabeza y en el abdomen. Sin embargo, en la madruga empeoraba por las heridas recibidas y finalmente perdía la vida.

Las primeras hipótesis apuntan a que se podría tratar de un ajuste de cuentas, aunque todavía los cuerpos de seguridad no han dado una versión oficial de los hechos.