Muchos se han preguntado a qué se dedicaba la expresentadora de La mañana de TVE Mariló Montero en Nueva York, donde se afincó durante los últimos tres años. Pues bien, ella misma lo ha explicado en una entrevista en La otra crónica: estaba estudiando en la universidad.

El fin de tan noble empeño, sin embargo, no parece ser el anhelo de adquirir conocimientos, sino conseguir una visa para no ser expulsada del paísde Donald Trump. "La forma más fácil de estar en Estados Unidos es con una visa de estudiante... Tienes que ir a la universidad, porque si no tienes un 80% de asistencia a clase te deportan". Ella intentó llevarlo de la mejor manera posible y se puso manos a la obra: "Me vino estupendamente para repasar mis conocimientos de inglés" y, de paso, le "aportaba mucha juventud porque me juntaba con chavales universitarios".

"No me fui para hacerse garbanzos a mi hija"

La presentadora aseguró que el motivo de su elección de Estados Unidos no fue su hija Rocío, quien vive allí y trabaja como modelo. "No me fui porque quería cuidar a mi hija y hacerle los garbanzos. Ahora que ella está trabajando allí da la casualidad de que yo ya no estoy", ha dicho Mariló Montero, que explicó que durante su estancia de tres años en Norteamérica, su hija estaba en Sudáfrica.

Sobre la curiosidad que despertaba su aventura americana, Mariló Montero ha dicho que "es lícito que la gente tenga curiosidad por esas cosas", pero que no tiene más intríngulis que "cada uno hace sus cuentas y se marca sus presupuestos, y si voy es porque lo puedo hacer". Eso sí: "He de decir, y lo subrayo, que soy autosuficiente e independiente".