Portada del diario ABC 20 del noviembre de 2015



El próximo 11 de enero , a las 9.30 de la mañana, arrancará en la Audiencia de Palma el juicio por el Caso Noos que sentará en el banquillo a la Infanta Cristina, a Iñaki Urdangarin y al que fuera su socio, Diego Torres, entre otros acusados.

La cercanía del juicio ha hecho que , según publica Abc, los abogados de Urdangarin y Torres ( Mario Pascual Vives y Manuel González Peeters respectivamente) se planteen de nuevo la posibilidad de llegar a un acuerdo con el Fiscal Pedro Horrach. Un acuerdo que pasa por tres condiciones ineludibles: el ingreso en prisión de sus patrocinados, la asunción de los cargos que se les imputan y la devolución de los más de 6 millones de euros cobrados indebidamente de las administraciones públicas.

Con unas peticiones de pena tan elevadas ( el Fiscal pide para Urdangarin 19 años y medio de cárcel y 16 para Diego Torres) no se entendería un acuerdo en el que la solicitud de prisión bajara de los 8 ó 9 años aunque luego la defensa intente ,durante el juicio, que se rebaje esa pena.

Además, los dos responsables del Instituto Noos tendrían que asumir la autoría de todos los delitos y devolver los 6,1 millones de euros cobrados, presuntamente, de forma indebida del Gobierno Balear y de la Generalitat valenciana.

Según Abc, que cita fuentes de la máxima solvencia, "de momento no se puede hablar ni de acuerdos concretos, ni del comienzo de las conversaciones, al menos formales, pero sí está claro que el camino del pacto con la Fiscalía es visto cada vez con mejores ojos". Para que se llegue a cualquier acuerdo es necesario que tanto la Fiscalía Anticorrupción como la Fiscalía General del Estado estén conformes.

La Fiscal General, poco partidaria
La actual Fiscal General, Consuelo Madrigal, se ha mostrado públicamente en varias ocasiones poco partidaria "en general" de alcanzar este tipo de acuerdos, especialmente en materia de corrupción.
Pero este es un caso muy especial en el que , por vez primera, se van a sentar en el banquillo dos antiguos miembros de la Familia Real, aunque, probablemente, a la Infanta se le exonere en el trámite de cuestiones previas al aplicarle la doctrina Botín, señala Abc.

Los abogados de Urdangarin y Torres son conscientes de que tienen poco margen para poner condiciones ya que en la causa hay elementos suficientes para sostener una dura condena, incluidos testimonios muy explícitos de otros procesados que han llegado ya a acuerdos con Anticorrupción.

Otros intentos anteriores
Los intentos por parte de Pascual Vives y de González-Peeters de llegar a un acuerdo con la Fiscalía tuvieron su primer episodio a primeros de abril de 2012 poco después de la primera declaración ante el Juez Castro de Urdangarin y coincidiendo con la primera condena a Jaume Matas, recuerda Abc.
El 13 de abril, en un receso de una de las declaraciones en Palma, fiscal y abogados se reunieron un par de minutos para fijar un encuentro pero solo cuatro días después el letrado de Torres volvió a filtrar correos electrónicos lo que provocó que lo que iba a ser una reunión a tres se transformara, en principio, en dos cara a cara previstos para el 4 de mayo.
Sin embargo el fiscal decidió suspenderlos tras una filtración sobre un supuesto acuerdo ( de dos años de cárcel y el pago de 7 millones de euros) que nunca se había alcanzado.
Horrach interpretó esto como un intento de presión para que aceptase esas condiciones y el futuro de la negociación, a la que la Fiscalía General era entonces favorable, quedó arruinado.

Pocas esperanzas de que salgan absueltos
Las fuentes consultadas por Abc consideran que "aunque no está claro que vaya a haber un pacto entre la Fiscalía y estos acusados, el hecho de que las defensas valoren abrir una negociación indica que tienen muy pocas esperanzas de que sus clientes salgan absueltos".