El Gobierno en funciones de Pedro Sánchez ha informado de varios datos preocupantes con respecto a la circulación de drogas en las prisiones españolas. A raíz de una pregunta registrada por la diputada de Unidas Podemos Eva García Sempere (IU), el Ejecutivo ha informado de que durante el año 2018 se incautaron 26 kilos de hachís, casi medio kg entre heroína y cocaína, y 13.000 pastillas de distintas sustancias.

García Sempere trasladó la pregunta al Gobierno el pasado mes de julio a raíz de la muerte de un recluso que falleció por esas fechas en la prisión de Alhaurín de la Torre y se desconocía si fue por causas naturales o por sobredosis bien de medicamentos o de drogas.

En su respuesta, el Ejecutivo señala que en 2018 se habían producido un total de 3.594 incautaciones en el conjunto de los centros penitenciarios del Estado. En éstas, se consiguió localizar 26,194 kilos de hachís, 462,43 gramos de marihuana, 337,14 gramos de heroína, 220,31 de cocaína, 4.415 unidades de benzodiacepinas, así como 8.561 unidades de otras pastillas.

Sobre la muerte del recluso no se aportan datos novedosos y el Ejecutivo se limita a señalar que 'en la actualidad se está tramitando la Información Previa 2019/0114, ordenada instruir por el Secretario General de Instituciones Penitenciarias el día 15 de julio de 2019, y el Juzgado de Instrucción nº 5 de Málaga ha abierto Diligencias Previas 1939/2019 por estos hechos'.