Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha ha anulado parcialmente la ordenanza del Ayuntamiento de Talavera de la Reina de Protección de Animales Domésticos y de Espectáculos Públicos y Tenencia que fue aprobada en marzo de 2017 y que prohíbe los circos con animales.

Los tribunales han empezado a anular las normativas municipales que vetan los circos con animales, advirtiendo de que esta materia excede de las competencias municipales siendo regulable en todo caso por una normativa estatal o autonómica. La ordenanza fue recurrida por la Asociación Circos Reunidos y, aunque existe la posibilidad de ser recurrida, puede sentar precedente y dejar en el punto de mira ordenanzas similares.

En el caso de Valencia, su alcalde, Joan Ribó, prohibió los circos con animales poco tiempo después de llegar al gobierno, aunque allí el veto a estos espectáculos no está respaldado por una ordenanza. Se tomó la decisión por una moción que respaldaron los tres grupos políticos que están al mando (Compromís, PSPV y Valencia en Comú) y han hecho valer las prerrogativas municipales en materia de ocupación y uso de la vía pública, según explicó Gloria Tello, concejala de Bienestar Animal.

El Ayuntamiento valenciano se encuentra a la espera de que la Generalitat apruebe la modificación de Ley de Animales de Compañía, la cual prohibirá el uso de animales salvajes en espectáculos circenses y que además servirá de marco legal para todos los ayuntamientos. Esta nueva Ley de Bienestar Animal que se anunció en septiembre de 2016 y se esperaba para mediados de este año, sigue aún en proceso de trámite. La Generalitat aún confía en que salga pronto a exposición pública.

La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha ha advertido al Ayuntamiento de Talavera de la Reina que su ordenanza contra los circos con animales excede de sus competencias y no quedaría amparada por la ley 7/2011 de Espectáculos que prohíbe los espectáculos que vulneren la protección animal y “comporten crueldad, malos tratos o produzcan la muerte”. Además, se ha añadido a la sentencia que el anteproyecto de ley de Bienestar Animal que tramita el gobierno de Castilla La Mancha y que prohíbe expresamente el uso de fauna silvestre y salvaje en los circos “no legitima el texto de la ordenanza”.