“Las respuestas a las amenazas terroristas deben articularse desde los principios del Estado de Derecho, sin que resulte aceptable un discurso institucional de carácter bélico que pretenda la limitación de las libertades con el argumento de que resulta necesaria para reforzar la seguridad”. Jueces para la Democracia ha manifestado en un comunicado su repudio a la violencia que ha causado la muerte a más de 30 personas y herido a más de 200 en Bruselas, instando a no dejarse llevar por el discurso belicista.

La Asociación judicial progresista ha reiterado  “nuestro compromiso con el Estado de Derecho, el sistema democrático y las reglas jurídicas como forma de resolución de los conflictos. Asimismo expresamos nuestras condolencias a las familias de las personas fallecidas y nuestra solidaridad con todas las víctimas”.

Rechazo a la islamofobia

“Nuestras sociedades pueden actuar con eficacia contra el terror yihadista sin debilitar nuestro sistema de derechos, como se ha demostrado en nuestro país en el pasado”, explican.  Rechaza JpD cualquier discurso social que aliente la islamofobia, pues consideran  resulta “inadmisible, injusta y manipuladora la equiparación entre la comunidad musulmana y el fanatismo islamista”.

“Creemos que los países europeos deberían reflexionar sobre una respuesta global a todas las violaciones de derechos que se están produciendo tanto en nuestro territorio como en el mundo árabe, pues las conexiones resultan visibles y también la falta de actuación adecuada ante todos estos problemas”, continúan 

Irresponsabilidad con los refugiados

En este sentido denuncian que el papel de la Unión Europea ante los conflictos bélicos que están afectando al mundo islámico y ante la crisis de las personas refugiadas no resulta ajustado a las normas de derecho internacional.

“Resulta evidente la responsabilidad europea por acción o por omisión en las guerras que afectan a los países árabes; y esta situación contrasta con la grave irresponsabilidad que supone cerrar la puerta a las personas que legítimamente huyen de los horrores de estas contiendas para buscar refugio”.

Para los jueces progresistas la solución a todos estos problemas, entre ellos las atrocidades del terrorismo, “requiere de cambios sustanciales en la actuación de las instituciones europeas”.

Profundizar en la integración social

Afirman que “estos asesinatos irracionales pretenden alterar los valores más valiosos de nuestra civilización y provocar reacciones que agudicen los conflictos existentes. Por ello, no resultan admisibles retrocesos en materia de derechos y libertades”.

“Al contrario, las respuestas deben profundizar en los mecanismos de integración social, desde el respeto a la pluralidad cultural, religiosa y de origen nacional. La Europa de los derechos humanos debe volver a tomar la iniciativa para buscar soluciones justas a todos estos problemas”, concluyen.