Alto y claro ha hablado José Sacristán sobre la 'La Manada', el grupo de cinco jóvenes que está siendo juzgado en Pamplona por la presunta violación de San Fermín, para los que "no hay defensa alguna", ha dicho. 

"A nadie le cabe en la cabeza que un ser humano medianamente desarrollado, medianamente consciente, haga este tipo de comportamiento o no lo frene, ni aunque la mujer lo hubiera consentido o solicitado", ha subrayado el actor durante su visita a Tenerife para interpretar la obra de teatro 'Muñeca de Porcelana'. 

Sacristán no comprende como que "uno de los cinco no dijera en un momento, ¿dónde coño vamos?, esto no es de seres humanos, joder, por bien que lo estemos pasando".

Del mismo modo, ha criticado que "estos cinco energúmenos" hayan contratado a un detective para "vigilar" a la mujer y comprobar "si está todo el día llorando después de que se le han follado estos hijos de puta".

Esta práctica de la defensa es un mecanismo legal, ha dicho, con "padres de familia que incluso irán a misa los domingos", que defienden a los acusados y tratan de demostrar que si la joven consintió la relación, "no tienen que ser amonestados".

El actor se ha preguntado dónde están "los límites" que fija cada persona en su vida particular y donde se sigue "conviviendo" con "barbaridades" como la presunta violación de Navarra, subrayando que este tipo de casos se debe resolver "en el tribunal personal de cada uno, en la conciencia de cada uno".