El que fuera referente de la información deportiva radiofónica mezclada con política, el José María García que reinó en la COPE y que culpa a José María Aznar de no haberle premiado bien en el final de su carrera profesional, ha vuelto a la actualidad en los últimos días. Primero por sus ataques a uno de sus enemigos declarados, Florentino Pérez, al que señaló como el filtrador de las acusaciones de dopaje en el Barça que lanzó en 2011 en la cadena episcopal el periodista Juan Antonio Alcalá, a lo que el Real Madrid respondió anunciando acciones legales. Pero además, la semana concluyó por todo lo alto para el periodista.

En principio este domingo fue un día de fiesta para García, porque el equipo de fútbol sala del que es dueño y alma mater, el Inter Movistar, se impuso en la final de la copa en un vibrante partido que se decantó con un gol en el último segundo. Pero la tensión por lo apretado del encuentro saltó al final del mismo y Duda, el entrenador de ElPozo Murcia, que no solo perdió la final sino también complatamente los papeles con la derrota. Duda arremetió contra los árbitros insistentemente en actitud violenta. García no se quedó atrás y se encaró el preparador del que tuvo que ser separado mientras le insultaba reiteradamente: "Eres un gilipollas".

Energy ofreció el encuentro y también la tensión final y el enfrentamiento de García.