RafaelVelázquez Sanz se suicidó el pasado miércoles tras haber asesinado a su mujer Josefa Santos Martín y haber intentado hacer lo mismo con su hijo, que se encuentra ingresado en estado grave en el Hospital Universitario de Burgos tras haber recibido un disparo en el cuello.

El joven lucha por manternerse con vida después de que su padre apretará el gatillo de la escopeta que mató a su madre. Tras realizársele cirujía plástica por las heridas de arma de fuego en su cuello, Rafael se encuentra conectado a ventilación mecánica, pendiente de la evolución neurológica por la lesión medular. 

Días después del suceso, las redes se han indignado por la esquela que ha aparecido en un medio de comunicación y que ha sido difundida por la tuitera @lolaoltra: "¡No doy crédito! “Funeral conjunto” Asesina a su mujer, hiere a su hijo,se quita la vida. Y esquela conjunta de Asesino y asesinada, Hipocresía y complicidad de la Iglesia católica “fallecieron”y reciben bendiciones apostólicas y salvación conjunta. Ya, ni respeto por la #Víctima".