Esta ‘operación retorno’ estará marcada por las incesantes huelgas de transporte. Ya que están previstas protestas del personal de Renfe, Iberia y Ryanair en una huelga que arrancará a partir de mañana.

Renfe cancelará unos 360 trenes de viajeros este fin de semana ante los paros parciales que CGT tiene convocados en la compañía ferroviaria para este viernes 30 de agosto y el domingo 1 de septiembre, fechas que coinciden así con la 'operación retorno' de las vacaciones de verano.

Se trata de las dos últimas jornadas del calendario de paros parciales que CGT ha llevado a cabo en Renfe este verano, que implican dos paros diarios, de cuatro horas cada uno, que tienen lugar entre las 12.00 y las 16.00 horas, y entre las 20.00 y las 24.00 horas.

Del total de 360 trenes no incluidos en estos servicios mínimos, 118 de ellos serán de AVE y de Larga Distancia y los 242 restantes de Media Distancia

En el caso del domingo 1 de septiembre, la convocatoria de paros lleva a anular la circulación de 172 trenes, 58 de AVE y de Larga Distancia y otros 114 regionales. Renfe procurará recolocar a los viajeros de los trenes cancelados en otras circulaciones, siempre que sea posible.

También da la oportunidad de cambiar la fecha de viaje o devolver el billete. Respecto al servicios de Cercanías que Renfe presta en una docena de ciudades, entre ellas Madrid y Barcelona, los servicios mínimos cubren el 50% del servicio, que se eleva al 75% en 'horas punta'. En cuanto a los trenes de Mercancías, tienen la circulación garantizada el 34% de los habituales.

Con sus paros, continuación de los del 31 de julio y el 14 de agosto, CGT pretende reclamar un aumento de la plantilla de Renfe

Asimismo, a la huelga de ferrocarriles se le suman las aerolíneas. Por un lado, los trabajadores de Iberia, en concreto el personal de tierra del aeropuerto del Prat se vuelve a poner de huelga este viernes y el sábado para exigir una mayor estabilidad laboral.

La compañía española ha anunciado la cancelación de 6 vuelos

Las huelgas del personal de esta compañía provocan la movilización de su plantilla en Barcelona, y perjudicará a una treintena de compañías, entre las que se encuentran Vueling, British Airways y Turkish Airlines. Además, el personal de Iberia en Barajas también mantiene la huelga para los días 30 y 31 de agosto.

Por otro lado, El Prat sigue teniendo otro frente abierto. La huelga de personal de tierra coincide con la huelga indefinida de vigilantes de seguridad de Trablisa. El Ejecutivo catalán calcula que unos 30.000 viajeros se verán afectados por la nueva tanda de paros.Esta nueva jornada ha ocasionado la cancelación de 92 vuelos de Vueling entre mañana y el sábado.

“Día excepcional”

En su resolución de servicios mínimos, el Ministerio atribuye el porcentaje de servicios mínimos fijados al hecho de que los paros se convocan en días de "excepcional movimiento de viajeros". "De no determinarse servicios mínimos, el ejercicio del derecho a la huelga originaría un daño superior e innecesario para los ciudadanos", concluye el Ministerio.

También denuncia la "imposibilidad" de cumplir el "espíritu" de la reducción de la jornada laboral semanal a 37,5 horas por la decisión de la empresa de aplicarla diariamente, con una disminución de 17 minutos del tiempo de trabajo de cada día, en vez de forma acumulada sumando días libres.