La decisión de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena de instalar semáforos con iconografía homosexual, con motivo del World Pride, ha destapado la homofobia que persiste en un sector de la población.

En las redes sociales y en los foros de medios de comunicación, especialmente de la derecha, algunos critican los 20.000 euros que ha dedicado el Ayuntamiento a su iniciativa y otros se lo toman a broma pidiendo que se instalen semáforos para “niños”, “brujas”, “bajos o altos”, “tuertos”…, como recoge esta web.







En Twitter pueden leerse otros comentarios homófobos, como estos:


Arcópoli responde a los comentarios homófobos


El portavoz de Arcópoli Rubén López llamaba la atención, en su cuenta de Twitter, sobre este tipo de comentarios de carácter homófobos y replicaba algunos de ellos con sentido del humor.