El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes que el personal de enfermería puedan recetar medicamentos, lo hace con un nuevo real decreto.

Las enfermeras podrán decidir qué medicamentos deben tomar los enfermos, pero siempre siguiendo protocolos acordados con los médicos.

Según ha explicado el Gobierno, el real decreto nace por la necesidad de "aportar seguridad jurídica" al trabajo que las enfermeras efectúan "habitualmente". "Esta cuestión de medicamento siempre se referirá a medicamentos sujetos a prescripción médica y que se desarrollen con un marcado carácter colaborativo y aparecerán en los protocolos y guías de práctica clínica y asistencial", ha explicado la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Con la anterior ley, con el popular Alfonso Alonso en el ministerio de Sanidad, las enfermeras que utilizaran o indicaran fármacos tenían que pedir una acreditación especial. Ahora ya no es necesaria, lo que facilita mucho el trabajo diario.

Por ejemplo, a la hora de seguir patologías como la hipertensión, o la hora de seguir campañas de vacunación como la próxima de la gripe. Tras este decreto ley, los médicos deben dejar claros los protocolos de inmunización y los enfermeros lo seguirán.

"Esta regulación ha sido sorteando y superando muchas vicisitudes. Haber conseguido regular esta situación que llevaba tantos años de recorrido y hacerlo de forma positiva es un motivo de celebración y quiero aprovechar la oportunidad y la ocasión para felicitar y agradecer al personal de enfermería su trabajo cotidiano", ha dicho la ministra.