Ya sabemos que las redes sociales están ahí para levantar cualquier estado de ánimo o para encender cualquier otro. Pero aunque Twitter sea la mecha que en seguida enciende la polémica en cualquier debate o discusión, también es ese lugar al que la gente va a compartir cosas bonitas y todo el mundo se emociona.

Como ha pasado con un paciente catalán enfermo de cáncer que se encuentra ingresado y sin poder salir del hospital. Era su cumpleaños, y como no podía disfrutar de su día con su familia y amigos, los suyos han decidido sorprenderle de una manera muy especial. Han colocado una grúa, para que se pueda ver desde la ventana de la habitación del paciente, y de ella han colgado una enorme pancarta de "felicidades". En la parte superior de la grúa se puede ver lo que parece una tarta, y abajo un gran grupo de personas que parecen estar dándole la sorpresa.