Todavía, y a pesar de la apariencia frívola que a veces aparenta nuestro mundo, quedan muchos románticos. Todavía, muchos como tú creen en el amor verdadero, no estás solo. Si todavía no has encontrado el amor para toda la vida, no te preocupes, hay una media naranja perfecta para ti esperándote en algún lugar y tiempo determinado.

El amor es el sentimiento más poderoso que existe, del que más líneas se han escrito, para bien y para mal, creando estabilidad o dándoles la vuelta completamente a algo que aparentemente estaba claro y se creía seguro. Un día crees tener el control de tu vida, hasta que conoces a alguien que te hace dudar hasta de cómo te llamas, y te hace darte cuenta de que todos los pilares en los que habías asentado tu existencia son insignificantes, débiles e inconsistentes, ya que lo único importante es el amor que crece en ti.

Son tantas las reflexiones sobre el amor que se han escrito como individuos hay en el mundo, pues ya que todos somos diferentes, todos tenemos una forma particular de vivir este sentimiento y de expresarlo, bien con frases de la vida, de deseo, de cariño, como las que se encuentran en Frases24, un sitio web dedicado a las frases de amor.

Así que no somos pocos los que aún creemos en el amor romántico que hace perder la cabeza, ese que se afianza en el tiempo y da lugar a un sentimiento eterno, que queremos que sea para toda la vida, sellándolo con la unión en matrimonio.

El día de nuestra boda, un día soñado

Tradicionalmente, este día ha sido especialmente importante para la mujer, quizás porque la tradición hasta hace relativamente poco tiempo no dejaba que los hombres mostrasen abiertamente sus sentimientos, siendo considerado esto como un signo de debilidad.

Otro de los motivos puede ser la relevancia que se le ha dado siempre a la novia, desde el estilo del vestido, espectacular para sentirse princesa por un día, hasta el color blanco, símbolo de pureza… Todos los detalles han ido señalándola a ella como la auténtica protagonista indiscutible del evento.

Por eso son más mujeres que hombres las que sueñan desde pequeñas con el día de su boda, aunque eso no quita, en modo alguno, que al sexo masculino les haga la misma ilusión sellar un vínculo de amor con la persona que ama de forma socialmente formal.

Hoy día hay muchas formas de planificar y estilos donde elegir como se hará finalmente este evento, con el único objetivo de que ese día se haga a medida de los contrayentes. Hay bodas tradicionales que reciben a los novios con alfombras rojas, o mucho más informales, con un estilo rústico y frases de amor bonitas colgadas de los árboles, frases de amor bonitas por cada rincón para ser leídas por los invitados, tal vez contando la historia de la pareja, de cómo se conocieron… Sea cual sea el estilo que se elija, pasará a ser el día más importante de vuestras vidas como pareja.

Y un día así se merece quedar inmortalizado en el recuerdo de la mejor de las formas posibles, para que siempre puedan revivirse los momentos más mágicos del encuentro, para que vuelva a erizare la piel cuando veáis el reportaje del fotógrafo de bodas profesional que esté verdaderamente especializado en la fotografíaparabodas, pues solo así sabrá captar la verdadera esencia del enlace, los mejores encuadres, los momentos más emotivos…

Detrás de cada imagen, hay una historia, la clave es ser capaz como fotógrafo de transmitir sentimientos, emociones y alegrías mediante esas imágenes.          

Consejos para vivir una boda inolvidable

¿Dijiste que sí? Enhorabuena, ha llegado el momento de pensar en los detalles, como la fecha, la hora, si bien preferís boda de mañana o de noche, que determinará por otro lado la estación elegida, el lugar ideal, la temática que queréis escoger para definir la decoración, qué tipo de banquete queréis, si tradicional con los invitados sentados o más desenfadado, la música, el vestido… los invitados… mucho trabajo, mucho por definir para que este día tan especial sea simplemente perfecto.

Tómate todo el tiempo que necesites con tu pareja para fijar estos detalles, llegando al punto medio que os convenza a los dos en los aspectos más conflictivos, aquellos en los que no estéis del todo de acuerdo, para que ambos podáis disfrutar de un día único y especial que vaya con vuestra personalidad y gustos.

El vestido de la novia será sin duda uno de los aspectos más comentados de la boda, y dependerá del estilo de la pareja y del tipo de boda que se haya decidido preparar, así que no te dejes presionar por lo que puedan pensar los demás y elije uno que realmente te enamore, con el que te sientas cómoda, guapa y atractiva. Seguro a que tu futuro marido le encantará y estarás radiante, y eso es lo importante. El vestido en realidad es un complemento, la luz la ponéis tú y tu pareja.

Las invitaciones son la primera impresión que reciben los invitados de lo que va  a ser el enlace, así que recomendamos que sea muy personal y que describa y transmita fielmente la personalidad de la pareja, el estilo de boda que va a ser y su ilusión de que sean partícipes del evento.

En este aspecto es recomendable huir de compromisos e invitar solo a las personas que realmente van a sentir su emoción, aquellos que se alegran de corazón por este paso que da la pareja y que tengan ganas de disfrutar y aportar valor al evento. Todos los demás, en realidad, sobran.

Por último, antes del día de la boda, intenta relajar cuerpo y mente para que los nervios no te hagan estar demasiado cansado o se muestren signos de agotamiento y estrés en tu rostro. Un spa puede ser una excelente opción para despedir vuestra etapa como novios y prepararos para dar el gran paso, para aceptar el compromiso, que celebrareis posteriormente en la intimidad con el viaje de bodas, el colofón final a tanto goce y satisfacción.