En el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama se habla de lucha. De superación. De emoción. De apoyo. Para nada salen del diccionario palabras como tristeza, miedo o incertidubmbre. Esas las dejamos bien escondidas, porque ni todas ellas juntas podrían hacerse más grandes que la palabra esperanza. Y es que hoy y siempre, todos tenemos un reto en la lucha contra el cáncer: el reto de la vida. 

En España, se detectan 25.000 nuevos casos de cáncer de mama cada año, pero es uno de los que más supervivencia tiene, el 85%. Por eso, un 'equipazo' de cinco mujeres que han pasado por esta enfermedad, se pone el mundo por montera y se apuntan al #RetoPelayoVida16, respaldado por la Fundación Vencer el Cáncer, una expedición que van a protagonizar Marian Santiago, Yolanda Preciados, Patricia Alonso, Susana Laguarda y Carmen Peláez. Atravesarán el Atlántico desde Valencia a La Martinica en el que será probablemente el viaje más importante de su existencia. Un viaje por la vida en una experiencia que merece ser contada. 

Por eso hablamos con Yolanda Preciados, una de las superheroinas que se embarca en esta nueva aventura. Su voz desprende energía, fortaleza y sobre todo, muchas ganas de vivir. "Nos sentimos abrumadas, emocionadas y sobre todo felices ante este nuevo reto. Estamos viviendo una experiencia sobrenatural. Hemos vivido una situación muy dura pero ahora tenemos la suerte de representar a esas mujeres que están pasando por lo mismo que nosotras". Charlando con ella nos quedamos prendados de su optimismo y de la capacidad que tienen las personas que han pasado por esta situación para sacar de lo peor, lo mejor. "Después de pasar por el cáncer, ahora somos más capaces, más sabias. Más felices.¡Y ahora vamos a cruzar el atlántico con dos narices!", cuenta Yolanda emocionada.

¿Cuál es el objetivo de esta expedición? Trasladar un mensaje de esperanza y lucha a todas aquellas mujeres que han padecido o estén actualmente en tratamiento de esta enfermedad, demostrando que puede superarse. "Las cinco mujeres que formamos el grupo nos hemos convertido en una gran familia. Es una especie de club en el que sólo con mirarte a los ojos, ya sabes lo que está pensando tu compañera. Y en este club tenemos un mensaje para todas aquellas que estén pasando por lo mismo que nosotras. Hay una maravillosa vida después del cáncer. Una muy buena vida". Y así termina Yolanda, con un mensaje de esperanza a todas las mujeres.

Ahora sólo nos queda esperar a que comience su aventura. El próximo 16 de noviembre partirán a Martinica para renovar energías y luchar por todas nosotras. Seguro que será un viaje que ni ellas ni nosotros olvidaremos nunca. ¡Mucha suerte, campeonas!