En diciembre de 2014, una vecina de Lugo que responde a las iniciales de R.R.F se econctró un décimo de lotería. Al comprobar que estaba premiado, borró una inscripción hecha por su legítima dueña en la que ponía "Inés" y fue a cobrar a una entidad bancaria los 320.580 euros de premio, despues de que los impuestos legales hubieran sido deducidos.

El Juzgado de lo penal número 7 de Lugo, así lo ha corroborado y ha dictado una sentencia en la que se condena a la acusada por un delito de apropiación indebida por lo que tendrá que pagar una multa de 1080 euros (6 euros diarios durante 5 meses) y el importe íntegro que cobró por el décimo.

Por otra parte, el juez Alfonso Jiménez Marín deja constatación de que la auténtica dueña es una mujer que compró siete décimos de lotería de Navidad del sorteo del 22 de diciembre de 2014 con el número 13467 en la Administración de Lotería de la plaza Santo Domingo de Lugo y que días antes del propio sorteo, perdió uno de ellos.