Ahora que está cerca de empezar el verano, las vacaciones están a la vuelta de la esquina y con ello los viajes a todo tipo de lugares. Destinos más conocidos, como son los destinos nacionales en búsqueda de montaña, playa y sol o destinos internacionales a la búsqueda de algo más paradisiaco y desconocido para nosotros. Antes de emprender estas vacaciones y de disponernos a viajar, hay que resaltar la importancia de comprobar nuestro estado de salud.

Esto es debido a que aunque no seamos alérgicos a nada, las alergias muchas veces hacen  su aparición de un año para otro y es probable que puedan llegar a afectarnos a nuestras vacaciones de forma inesperada. Han habido muchos casos, de centros que han tenido que atender a muchos turistas por alergias relacionadas con el sol, que previamente ellos desconocían que las tuviesen. Aparición de pequeñas manchas solares en la piel que bien podrían haberse evitado con la aplicación de determinadas cremas, en el caso de haber sabido que padecíamos dicha alergia. Ni que decir tiene la importancia de la vacunación en el caso de visitar algunos determinados países en los que son propensos a varias enfermedades, por lo cual tendremos que ir vacunados y avisados siguiendo una serie de recomendaciones si queremos evitar riesgos a la hora de contraerlas.

Para esto lo mejor es pedir cita con el médico y realizarnos un chequeo para ver cómo estamos, así como pruebas de alergia, para evitar algunos sustos innecesarios y poder disfrutar de nuestras vacaciones sin tener que visitar el centro médico de ninguna localidad. Que las únicas visitas que hagamos, sean a los museos y las playas de nuestro destino. Se recomienda disponer de la suficiente antelación para pedir cita con el médico para poder realizarla antes de las vacaciones. Para pedir cita lo podremos hacer a través de internet o llamando por teléfono en un servicio de 24 horas. Las nuevas tecnologías también nos ayudan a facilitar dicha labor de pedir cita previa gracias a la app de Cita Sanitaria con lo que podremos realizar todos los pasos necesarios a través de nuestro teléfono móvil. Los diferentes medios para poder conseguir esta cita y la amplitud de horario, hace que se adapten a cualquier persona, independientemente del trabajo o disponibilidad que tenga.

Una vez que iniciemos el proceso, veremos el centro que tenemos asignado y podremos elegir el día y la hora que mejor nos venga, junto al profesional que tengamos asignado. Es tan sencillo como seleccionarlo y ya tendremos nuestra cita preparada. Gracias a la cita con el médico aparte de poder hacernos un chequeo y comprobar nuestro estado de salud, podremos también recibir información de cómo evitar enfermedades o cómo comportarnos en situaciones de mucho calor con diferentes recomendaciones, importantísimas si vamos a visitar países con climas mucho más elevados que los de aquí. Así que ponte manos a la obra, visita a tu médico para no llevarte ninguna sorpresa desagradable estas vacaciones.