Cada vez son más las personas que, ya sea por motivos de estética o personales, deciden acudir a un cirujano plástico para poder verse mejor a sí mismos, pero, lo único importante no es que el proceso de cirugía salga como esperabas, existen unos factores que debes de tener en cuenta antes, como saber elegir un buen cirujano plástico en Madrid que cumpla con todos los estándares en cuanto a seguridad y confianza.

¿Qué hay que tener en cuenta para elegir un cirujano plástico?

  • Lo primero que debes preguntarte a ti mismo es si de verdad la persona que te está atendiendo es cirujano plástico. Ahora te preguntarás, ¿Cómo puedo saber eso? Existen distintas formas muy fáciles de darse cuenta como asegurarnos de que esa persona tiene los títulos oficiales de médico especialista en cirugía plástica, estética reparadora y que, además, sea miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, más conocida como SECPRE.

En el caso de que no quiera enseñarte esos títulos por el motivo que sea, siempre es buena opción preguntarle su nombre y, poniendo en cualquier buscador de internet su nombre seguido de la palabra “SECPRE” deberías encontrar a la persona que te atendió.

También puedes entrar a la página oficial del SECPRE y buscar el nombre de este cirujano, sabiendo así que es oficial y tiene todos los títulos necesarios para poder trabajar con él.

  • Nuestra segunda opción es que si encuentras alguna situación que no se asemeja a lo que debería ser una clínica de cirujanos plásticos, te exigen pagar algo en efectivo, no te tratan como deberían, te atienden demasiado rápido, notas que intentan ocultarte algo e incluso si el precio está disparado ya sea al alza como a la baja, no quieren decirte dónde serás operado, no quieren hacerte una factura o te ponen pegas, son motivos más que de sobra para desconfiar.
  • Otra muy buena opción es buscar resultados, puedes pedirle a la misma persona que te atienda que te enseñe fotos de los diferentes pacientes a los que han tratado para poder ver el cambio antes y después de la operación. De este modo también podrás apreciar el arte del cirujano y podrás decidir por ti mismo si encaja en lo que estás buscando.

El conocer al equipo de profesionales que se va a encargar de darte esa apariencia deseada denota una gran confianza y que no tienen nada que esconder, siendo más probable que acabes poniéndote en sus manos.

Todo esto también lo puedes facilitar si algún familiar, amigo o persona conocida se ha sometido a este tipo de intervención con anterioridad. Pregúntale opiniones, cuál es la experiencia personal que han tenido, el trato que le dieron y todo lo que se te pase por la cabeza, lo importante es que no te quedes con dudas.

En el caso de que en tu circulo no tengas a nadie con estas características, puedes servirte de alguna red social para contactar con esas personas y conseguir el mismo resultado, de este modo todas tus dudas serán resultas en poco tiempo.