Cuando estamos realizando la reforma de una vivienda, o bien estamos planteando la construcción de una nueva casa, una de las dudas más frecuentes, y que en ocasiones más cuesta resolver, es la de escoger el suelo adecuado para nuestra casa.

Se trata de una decisión muy importante, ya que a pesar de que en ocasiones parezca que le damos más importancia a los muebles, o al equipamiento en general que tendrá nuestra vivienda, el suelo es una pieza clave, no solo en lo que es la estructura de nuestra vivienda, sino que también en lo que al confort y habitabilidad que proporcionará a la vivienda.

Es muy importante confiar en profesionales del sector para tomar esta decisión y no arrepentirnos posteriormente, los techos y suelos de madera en Maderascastellar.es son un ejemplo fantástico de todas las posibilidades que podemos encontrar, y el buen trabajo que pueden hacer por nosotros profesionales del sector con sus recomendaciones.

Hay que tener en cuenta, que a mayores de nuestros gustos personales, tienen que entrar en consideración diferentes aspectos a la hora de escoger el suelo adecuado para nuestra vivienda, como podría ser el clima, el uso que le vamos a dar a la vivienda en general o a las diferentes estancias donde estemos planteando renovar el suelo, y mucho más. Por eso, es de gran interés echarle un vistazo a todos estos elementos, para aquellos momentos que se presenten en los que se tengan que tomar este tipo de decisiones y se puedan hacer de forma rápida y sencilla.

Factores externos 

Como se comenta con anterioridad, los factores externos son importantes. El clima es el principal factor que podría condicionar una decisión para escoger el tipo de suelo. Se tiene que tener en cuenta que no es lo mismo escoger un suelo para una vivienda que se encuentra en una zona en la que de media hace durante todo el año de 25 a 30 grados de temperatura, que para una zona más fría, en la que en verano no supera los 20 grados.

Para la primera opción se optará por colocar suelos frescos que nos permitan transmitir frescura durante todo el año. Y para la segunda opción, se recomienda colocar un suelo de madera, incluso con una madera oscura, que transmita calidez y una agradable sensación de calor durante todo el año. De esta forma se equilibrará perfectamente la sensación exterior de frío o calor, y proporcionará un sentimiento de comodidad en el interior del hogar. 

Diferentes materiales que acompañan a los gustos personales

Dentro de toda la oferta entre la que que puede escoger, se tiene que tener en cuenta que en los suelos de madera en concreto, existe una amplísima oferta. Podemos guiarnos por nuestros gustos personales, en lo que a color y acabados se refiere. Pero lo recomendable siempre es contrastar los gustos personales con la información que nos proporcionen los profesionales del sector, que nos harán las mejores recomendaciones en base a nuestras necesidades, nuestros gustos personales y el presupuesto que les hayamos planteado.

Por otro lado, no se puede dejar a un lado la importancia que tienen los elementos decorativos en todos los espacios de una casa, tanto los suelos, como son los cuadros, las cortinas, e incluso, los muebles y los materiales con que están fabricados. Cada detalle dentro del hogar es de gran repercusión para crear la armonía deseada.