Ciudadanos ha presentado una proposición no de ley en el Congreso para que se investigue "el alto índice de suicidios" en la Policía Nacional y la Guardia Civil, nueve meses mayor que la de la población general, según datos de la formación política.

En la exposición de motivos, Ciudadanos explica que un agente se suicida cada 43 días y a pesar de ello las autoridades competentes abordan esta problemática con "opacidad" y el Gobierno "no adopta medidas reales y efectivas" para ponerle solución.

La proposición, presentada en la Cámara por el portavoz adjunto del Grupo de Ciudadanos, Joan Mesquida, pide que un organismo independiente analice las causas de los suicidios en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad   determine cómo se puede atajar este problema, así como que se incremente la asistencia psicológica a los agentes.

Ciudadanos pretende que su proyecto se debata en la Comisión de Interior, sin embargo, puede que no sea debatida en esta legislatura en caso de que finalmente la Cámara se disuelva el próximo 24 de septiembre con motivo de una nueva convocatoria electoral.

La postura del Gobierno es que las situaciones personales de los agentes y a la tenencia de armas como factores que explican el alto índice de suicidios, pero Ciudadanos cree que también hay que tener en cuenta el "mal clima laboral" en algunas unidades, la falta de externalización de los servicios psicológicos o la "inadecuada utilización de la escala de mando". Igualmente, considera relevante la reiterada aplicación del Código Penal Militar en el caso de la Guardia Civil y la falta de evaluación de los riesgos laborales a los que están expuestos los agentes en una profesión que supone un importante desgaste psicofisiológico.

Un protocolo antisuicidios actualizado

Ciudadanos propone que se actualice el protocolo antisuicidios de la Guardia Civil y que se apruebe otro para la Policía Nacional, con el fin de detectar mejor posibles casos de suicidio y promover la mejora de la salud mental de los agentes y de la conciliación de la vida personal y laboral. También apuesta por la creación de "un organismo independiente formado por miembros ajenos a la Administración General del Estado que analice urgentemente las causas objetivas del alto índice de suicidios y los riesgos psicosociales en los puestos de trabajo". Asimismo, este organismo se encargaría de establecer una metodología y unas herramientas de trabajo que permitan reducir las tasas de suicidio policial.

La iniciativa, registrada por el portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso y portavoz en la Comisión de Interior, Joan Mesquida, incluye como tercer punto el incremento de la asistencia psicológica de los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, "a través de grupos de profesionales independientes y de un sistema sanitario público y de calidad".

Ciudadanos pretende que aumente la periodicidad de las revisiones psicológicas a través de una planificación de protocolos de ayuda y de seguimiento y de la evaluación de salud mental de los agentes, "sin que estos mecanismos puedan desatar consecuencias de carácter punitivo".

Un estudio sobre el clima laboral

Por último, propone que un organismo independiente realice un estudio sobre clima laboral -en el que puedan participar las asociaciones y sindicatos de la Guardia Civil y la Policía Nacional-, que se refuerce el seguimiento de los casos de tentativa de suicidio y que se forme a los agentes en técnicas de gestión del estrés y mecanismos de detección de conductas potencialmente suicidas.

En paralelo, el partido liderado por Albert Rivera ha presentado en la Cámara Baja una pregunta sobre esta misma cuestión dirigida al Ministerio del Interior, al que solicita respuesta por escrito. Concretamente, le pide que explique qué medidas tiene previsto adoptar para reducir la tasa de suicidios en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, pues considera que "la tónica general de los distintos gobiernos" ante este problema "ha sido la del silencio y la inacción".