Un avión Airbus A320 que realizaba el trayecto entre Barcelona y Düsseldorf (Alemania) se ha precipitado este martes en los Alpes franceses, muy cerca de Marsella, según han informado las autoridades de aviación civil de Francia. En el vuelo GWI18G viajaban a bordo 144 pasajeros,  entre ellos dos bebés, otros 16 niños alemanes de intercambio escolar,  además de los seis miembros de la tripulación.

Las autoridades aeroportuarias españolas han dispuesto un teléfono de contacto para la emergencia (902 400 012). Del mismo modo, la compañía Germanwings también ha facilitado un teléfono gratuito de información (+49 800 11335577).

45 nombres españoles
En declaraciones a RNE, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, ha confirmado que entre los pasajeros hay 45 apellidos españoles. Por parte del Gobierno español, la ministra de Fomento, Ana Pastor, está viajando en estos momentos con destino a Francia. También la vicepresidenta del Gobierno catalán, Joana Ortega, se está desplazando al lugar del avión siniestrado. En Twitter, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha mostrado consternado.

En una breve declaración ante los medios de comunicación desde Vitoria, donde se encontraba presidiendo un acto oficial de las víctimas del terrorismo, Rajoy ha dicho que suspende la agenda que tenía prevista y que ha intercambiado impresiones sobre este "tristísimo" accidente con la canciller alemana, Angela Merkel, con el Rey Felipe, que se encuentra de visita oficial en París, y con el líder de la oposición, Pedro Sánchez.

Hubo una llamada de emergencia
El aparato, que pertenecía a la compañía Germanwings, una filial de Lufthansa,  ha desaparecido de los radares en la región de Alpes de Alta Provenza a las 11.00 GMT (hora de España) y ha caído cerca de la localidad francesa de Barcelonnette. Aproximadamente media hora antes, la tripulación realizó una llamada de emergencia.

Todo hace pensar que no hay supervivientes
El presidente de Francia, François Hollande, ha comparecido esta mañana desde el Elíseo asegurando que "las condiciones del accidente hacen pensar que no hay ningún superviviente" y que podrían haber influido las condiciones meteorológicas.  Posteriormente, Gobierno francés ha informado que los restos del avión se han localizado exactamente a 2.000 metros de altura, en una zona de difícil acceso, y según los primeros datos de la investigación, las condiciones meteorológicas no habrían sido la causa del accidente.

Je veux exprimer aux familles des victimes de cet accident aérien toute ma solidarité. C'est un deuil, une tragédie.

(Quiero expresar a los familiares de las víctimas del accidente aéreo mi solidaridad. Se trata de un duelo, una tragedia)



Felipe VI suspende su visita oficial a Francia
En una comparecencia junto al Presidente francés François Hollande y la Reina Leticia, el Rey ha anunciado que suspende su visita de Estado a la República francesa. "Agradecemos el esfuerzo y las atenciones del Gobierno francés. Después de conversaciones con Rajoy y Hollande hemos llegado a la decisión de cancelar el viaje a la espera de poder encontrar fechas futuras en las que continuar nuestra visita, en la que se había puesto mucho trabajo, esfuerzo e ilusión. Es una decisión que hemos tomado en este mismo momento".

En la zona de la catástrofe, ya están las unidades de rescate, que han empezado a desplazar restos de las víctimas.

En España, familiares de las víctimas están acudiendo a la sala de atención a las víctimas de la terminal T-2 en el aeropuerto de El Prat.