En la actualidad los medios digitales forman parte de la actividad común de los vendedores y poseer las habilidades necesarias para gestionarla y ofrecer comunicaciones digitales es esencial. De hecho, el sector TIC (tecnología, información y comunicación) se ha vuelto una verdadera promesa laboral para Europa, el sector reclama la formación urgente para cubrir más de un millón de empleos en el 2020. 500.000 de ellos, en el área  de la economía digital. 

El reto de estos nuevos mercados es adaptar los planes de estudio a la realidad laboral. Uno de los campos más solicitados en los últimos tiempos es el Marketing Digital, que se encarga de posicionar los productos en el mercado a través de la promoción de diversos  modos de publicidad digital; como internet, televisores, aplicaciones móviles, etc. En España aumentó más de 14% su demanda, y existe la posibilidad de trabajar de manera remota, desde la casa sin tener que acudir a una oficina, o cumplir un horario. Esta carrera podría ser especializada con un master en marketing digital, lo cual es importante cursar no solo porque amplía los conocimientos de la materia, sino porque cada vez se pide más perfiles capacitados con estudios universitarios. Para capacitar a todos estos nuevos empleos existen escuelas totalmente centradas en estas nuevas profesiones como el Instituto Internacional de marketing - IIMN

Las empresas demandan especialización, tanto con titulación en ingeniería, comercio, marketing, finanzas, como un complemento de la formación con postgrado, curso experto o máster. De hecho, Marketing & Customer Experience de Ticjob, explicó que el 50% de las ofertas laborales, tienen como requisito obligatorio mínimo una titulación universitaria. 

El campo laboral del Marketing Digital es muy amplio. Ellos pueden trabajar en una empresa digital impulsando marcas, productos o servicios de la compañía o clientes potenciales, o puede encargarse específicamente del mercado digital. Los gestores del marketing digital elaboran estrategias para aumentar el tráfico al sitio web de la empresa; dominan todos los campos de marketing online como posicionamiento en buscadores; realizan las mejoras de la página web y siguen la taza de conversión; ejecutan campañas de mercadeo digital; supervisan la estrategia de los medios sociales de la empresa; mejoran el diseño, conversión y contenido de la página web; evalúan los clientes, datos de la competencia y condiciones del mercado; entre otros.