El PSOE ha denunciado que en los últimos diez años se han triplicado el número de menores detenidos e investigados por violencia de género, por lo que urge al Gobierno a poner en marcha un plan de choque con las medidas acordadas en el pacto de Estado contra el maltrato.

Según ha explicado la portavoz de Igualdad del Grupo Socialista, Ángeles Álvarez, el Gobierno ha detallado en una respuesta parlamentaria que entre enero y octubre de 2017 hubo 356 menores de entre 14 y 17 años investigados por violencia de género, mientras que en 2008 se registraron 124 casos.

Álvarez reconoce que ha habido un aumento de las denuncias y por tanto hay más gente sensibilizada en la última década, pero opina que esa cifra "que triplica los casos" no ha estado acompañada de medidas y las campañas de sensibilización para los menores que se han hecho "no han tenido apenas impacto". "Es necesario un plan de choque para frenar esas situaciones" ante el aumento "de la interiorización del sexismo por parte de los jóvenes, es un dato muy preocupante".

Más trabajo en educación contra el machismo

La diputada socialista ha lamentado que estén "paralizadas las medidas del ámbito educativo como consecuencia de la falta de acuerdo en pacto educativo", aunque opina que es "una excusa a la que se está agarrando el Gobierno porque hay medidas que no están sujetas al pacto que podrían ponerse en marcha".

"Si no trabajamos la igualdad, los repuntes van a ser inevitables", ha alertado Álvarez, quien ha sugerido al Gobierno "que deje de actuar solo de manera paliativa, es decir, con las personas afectadas por esa violencia" y no de forma preventiva.

Para los socialistas "hay que trabajar para corregir las desigualdades porque son el caldo de cultivo de esa violencia" entre parejas jóvenes. "El PP ha hecho un abandono absoluto en estos años de la igualdad; queremos pensar que existe una vinculación directa entre ese hecho y el repunte de la violencia entre los jóvenes", ha añadido.

Álvarez ha recordado que el Pacto contra la Violencia incorpora elementos clave en materia de prevención y educación, así como la implicación del ámbito audiovisual, aunque ha recordado que para ponerlo en marcha es necesaria la financiación comprometida. "Los modelos de relación de los jóvenes y adolescentes vienen marcados por el audiovisual porque están aprendiendo a relacionarse y a conocer las relaciones sexuales con acceso masificado al porno; cada vez hay un consumo más alto de adolescentes a la prostitución".

Para Álvarez, es consecuencia "del abandono total en el ámbito de la escuela de todo lo que tiene que ver con el respeto a los derechos humanos, a la resolución no violenta de conflictos" y sobre las relaciones de igualdad entre jóvenes.

En este sentido, según la portavoz socialista las campañas de sensibilización son una buena oportunidad para abordar estas situaciones. "Las campañas deben estar enfocadas a dar pautas de comportamiento y a identificar sobre todo en los adolescentes las situaciones de riesgo", ha indicado Álvarez, quien ha opinado que "el Gobierno es muy poco atrevido a la hora de usar las campañas institucionales para dar esa pautas de comportamiento preventivo".