Sociedad
Clonetes

Clonetes, historia de una revolución en el producto publicitario

Los muñecos de trapo del expublicista Rafa García han dado la vuelta al mundo y son ya un atractivo y divertido objeto de regalo

Patrocinado
0 |
Mié, 13 Jun 2018

Los muñecos de trapo parecen un juguete del pasado, un recuerdo de otras épocas que nos devuelve a la infancia. Sin embargo, el expublicista Rafa García  ha conseguido darle un nuevo sentido a estos juguetes; sus populares Clonetes personalizados han dado la vuelta al mundo y son ya un atractivo y divertido objeto de regalo. 

La historia empezó hace 10 años, cuando Rafa creó su primer Clonete para regalarlo a un familiar. Era una caricatura en forma de muñeco y fue todo un éxito; despertó las risas de toda la familia y empezaron a caerle encargos. Por aquel entonces, él y su mujer Mirela trabajaban de una forma totalmente artesanal en su casa de Ávila; cosían y pintaban a manos sus muñecos.

Los pedidos seguían llegando; en el plazo de un mes, gracias al boca-boca, tuvieron que fabricar más de 100  Clonetes y se vieron obligados a tomar decisiones y profesionalizar el negocio. Eran épocas de crisis y los bancos no concedían créditos, pero poco a poco consiguieron hacerse con algunas máquinas para optimizar los procesos de producción.

La Clonadora

Hoy en día, Rafa García se ha asociado con su hijo Diego García, diseñador gráfico e ilustrador, y han creado la Clonadora. La empresa, ha sacado al mercado 8 tipos de productos que comercializa por internet. Además de los muñecos de trapo, crean toallas de playa, tazas, camisetas, llaveros, carteles de cine, chanclas y muñecos articulados. Todos se pueden personalizar con la cara del destinatario y están disponibles en distintos modelos y colores.

Se trata de un producto muy versátil, que puede agradar a cualquier tipo de público. Hay Clonetes con  todo tipo de mensaje, para todo tipo de usuario, situación o momento (regalos de boda, regalos simpaticos, despedidas de soltero...):  También es posible vestir al muñeco con prendas de ropa personalizadas, que tengan algún significado especial para el cliente. Para ello, tan solo es necesario enviar una fotografía de la prenda y La Clonadora se encarga de reproducirlo de manera exacta.

El equipo de la Clonadora ha enviado sus creaciones a diversos países europeos, así como a Latinoamérica. En Méjico, Colombia, Brasil y Argentina muchas familias disfrutan ya de muñecos caricaturizados y otros objetos de la Clonadora. El objetivo es ampliar mercado y consolidar la empresa. Eso permitiría contratar a nuevos empleados y ampliar plantilla. De momento, la  firma da trabajo a 4 personas.

Clonetes en televisión

Los muñecos de trapo también han saltado a la televisión. Los aficionados a Gran Hermano VIP recordarán los muñecos que representaban a los concursantes y que se utilizaban para las nominaciones; eran una creación de la Clonadora. También han satisfecho encargos de personajes del cine, la televisión o el mundo del deporte.

La Clonadora se mantiene como al principio, como una empresa familiar que vive con ilusión de fabricar Clonetes.