Sociedad
DEPORTES
La bandera Olímpica (d), y la rusa (i), ondean durante la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014 - EFE
La bandera Olímpica (d), y la rusa (i), ondean durante la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014
|
Fuente
:
EFE

El Comité Olímpico deja a Rusia sin juegos de inviernos por dopaje

Sí permitirá a sus deportistas participar en los juegos de PyeongChang 2018 pero bajo bandera neutral

6
Mar, 5 Dic 2017

El Comité Olímpico Internacional (COI) decidió este jueves suspender a la federación rusa de participar en los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang 2018 (Corea del Sur) por dopaje.

La La Ejecutiva del COI, reunida en Lausana (Suiza), tomó esta decisión tras conocer los resultados del informe McLaren que investiga el dopaje de Estado en Rusia y que acreditan una trama organizada de esta práctica durante largos años.

Pese a esto, el COI sí aceptará que los deportistas rusos participen en los juegos aunque bajo el nombre de “Atletas Olímpicos de Rusia y bajo la bandera olímpica”. Un grupo de expertos será quien valore cada caso y decidirá quién puede o no competir bajo unos exigentes requisitos y no tener antecedentes de dopaje en su historial, según explicó el propio Comité Olímpico en un comunicado.

Esta prohibición provocará que sea la primera vez en la historia de los juegos modernos que Rusia no sume ninguna medalla a su palmarés, así como que no podrá sonar su himno o mostrarse su bandera en caso de que algunos de los deportistas aceptados a participar lleguen al pódium en los deportes de invierno.

El informe McLaren, cuya primera parte se publicó en vísperas de los Juegos Olímpicos de Río 2016 y la segunda hace justo un año, suma el trabajo de investigación del periodista alemán Hajo Seppelt y su empeño por conocer cómo los deportistas lograban su buena forma y el testimonio de Julia Stepanova, la exatleta rusa y su marido que trabajaba en el laboratorio antidopaje ruso que en 2014 le facilitaron información.

A ellos se suman Grigori Rodchenkov, antiguo director del laboratorio de Moscú, declarado en busca y captura internacional por Rusia y presumiblemente protegido por el FBI en Estados Unidos, el canadiense Richard Pound, expresidente de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), que encabezó la investigación que desembocó en el renombrado informe y el suizo Denis Oswald, el presidente de la Comisión de Disciplina del COI que revisa y sanciona los posibles positivos de deportistas rusos en juegos ya celebrados.