Sociedad
El antiguo bus del HazteOír con pintadas que les acusa de ser homófobos.

HazteOír vuelve de vacaciones con un nuevo lema para su autobús

La organización ultra y homófoba advierte con denunciar al Estado si se aprueba la ley de los derechos del colectivo LGTBI

88
Lun, 18 Sep 2017

Se acabó el verano. Los niños vuelven al colegio, los adultos a sus puestos de trabajo y la organización ultra y homófoba HazteOír regresa con nuevas campañas para denunciar al colectivo LGTBI.

Para ellos, el curso arranca este martes, día en el que pretenden presentar en Madrid, de nuevo, su conocido autobús del odio. Primero fue el lema “los niños tienen pene. Las niñas tienen vagina. Que no te engañen”. Después un avión con el que pretendían sobrevolar las playas españolas pero que jamás consiguió levantar el vuelo por falta de permisos y por escoger un avión defectuosos y oxidado. Este martes, vuelven al ataque contra el colectivo LGTBI con un nuevo lema que, a esta hora, todavía es una incógnita.

Otras medidas homófobas

Pero no es la única campaña que HazteOír tiene preparada. Coincidiendo con el debate en el Congreso de los Diputados de Ley de los Derechos del Colectivo LGTBI, una iniciativa presentada por Podemos, la asociación homófoba ha organizado una concentración para intentar frenar su aprobación.

Y mientras que Podemos ha bautizado su propuesta como Ley por los Derechos del Colectivo LGTBI y todos los partidos coincidieron en firmarla cuando se registró en el Congreso, HazteOír la ha rebautizado como la Ley Mordaza LGTBI. Consideran que, de aprobarse, primarían los derechos de los homosexuales sobre los de los heterosexuales.

Por ello, han organizado "una concentración mañana martes ante el Congreso de los Diputados para frenar el primer trámite parlamentario de la llamada #LeyMordazaLGTBI, sazonada con la puesta en circulación del #HOBus con un nuevo mensaje”.

Para completar este paquete de la intransigencia, HazteOír ya está preparando la edición de miles de dípticos para explicar los puntos que no comparten en esta nueva ley y nuevo libro.

La organización ya causó polémica el curso anterior al editar y distribuir por los colegios su libro ‘¿Sabes lo que quieren enseñar a tu hijo en el colegio? Las leyes de adoctrinamiento sexual. En esta ocasión, parece que se disponen a hacer los mismo pero con el título 'Dejad a los niños en paz'.

Denuncian una ley que reconoce derechos

Las nuevas campañas de este grupo se centran en denunciar que "la ley de la izquierda radical española obliga, por ejemplo, a los colegios a invitar a los niños a cuestionar su identidad sexual y a experimentar desde pequeños, sin que los padres lo conozcan o lo tengan que autorizar; insta, incluso contra la voluntad de los padres, a tratamientos quirúrgicos y hormonales de menores con confusión de género; instaura la celebración del Día del Orgullo Gay en colegio e impone en las bibliotecas lecturas LGTBI desde Infantil; y permite el secuestro de publicaciones, de archivos y de páginas web que no se adecúen a los dogmas LGTBI, entre otras muchas cuestiones".

Cuando en realidad entre las principales medidas que recoge esta norma, destaca la despatologicación de la transexualidad y la creación de un centro de memoria histórica LGTBI con el que se pretende poner al colectivo en primera línea.

Dispuestos a denunciar al Estado

Y lo más increíble. Si todas estas medidas no funcionan, si la entrega de 48.500 firmas exigiendo que la derecha, que PP y Ciudadanos, voten no a la ley de Podemos, los miembros de HazteOír están dispuestos a denunciar al Estado.

"Si se llegara a aprobar la #LeyMordazaLGTBI, denunciaremos al Estado español por cercenar las libertades de sus ciudadanos”, ha explicado este lunes el director de Campañas de HazteOir.org, Miguel Vidal.

Presentarían su denuncia ante el Consejo de Europa, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y otras instituciones europeas. Porque mientras en el Congreso se podrían reconocer los derechos del colectivo LGTBI, HazteOír cree que hay que “alertar a la sociedad sobre la imposición de la ideología de género en España".

"Con el pretexto de combatir la discriminación por orientación sexual, recorta las libertades y los derechos fundamentales de todos", argumentan. "Es una ley hecha con el único propósito de eliminar la discrepancia, el debate libre de ideas y hasta la propia libertad de expresión. Eso no se puede consentir en un país democrático en el siglo XXI. De aprobarse esa ley, la izquierda más radical tendrá en su poder el control ideológico de los ciudadanos".

 

 

Natalia Castro es redactora de El Plural