Sociedad
Menús especiales para Navidad en El Cangrejo
Menús especiales para Navidad en el restaurante El Cangrejo

Dos bares de Ciudad Real compiten por erigirse en el bar más facha de España

‘El Cangrejo’, en La Solana, y ‘Casa Pepe’, en Almuradiel, rinden culto a los símbolos franquitas y fascistas

0
Lun, 12 Dic 2016

Las redes sociales ardían ayer con la foto de los actores Pepón Nieto y Alejo Sauras en el bar “El cangrejo”, de La Solana (Ciudad Real), de clara y reivindicada ideología franquista. El propio establecimiento fue el encargado de difundir vía Facebook las instantáneas de ambos actores, así como la de Josema Yuste, si bien es cierto que, a las pocas horas del escándalo, y tras las disculpas de los actores, que han pedido perdón, el restaurante solanero ha decidido retirar las imágenes de su página y anular también la del excomponente del dúo humorístico “Martes y trece”. Demasiado tarde, porque desde primeras horas de la mañana del lunes han sido numerosas las condenas contra este tipo de establecimientos que no hacen otra cosa que apología del golpismo, como el existente en la también localidad ciudadrealeña de Almuradiel, “Casa Pepe”, que compite directamente con su “primo cangrejero” por hacerse con el título “Bar más facha de España”.

“Perdón de todo corazón”

Pero vamos por partes. Nos quedamos en “El Cangrejo”: la imagen, como pueden ver nuestros lectores, recoge una ignominiosa decoración del local, cuyas paredes están repletas de banderas e insignias anticonstitucionales, franquistas y joseantonianas. De ahí que el actor Nieto haya salido a la palestra para “pedir perdón de corazón a todos los que se hayan podido sentir mal por verme en ese local”, añade, “me avergüenza que esa foto esté circulando y que los que la utilizan mientan diciendo poco menos que somos clientes del local”, ya que “los que me conocen saben que no puedo estar más lejos de ese tipo de ideologías xenófobas, homófobas y racistas que representan lo peor de este país”, argumenta el actor, para reiterar sus disculpas y “sentir de corazón que mi imagen se relacione con ese tipo de personas y de ideologías; todo esto me desborda y solo se me ocurre pedir perdón a todo el que se pueda haber sentido ofendido”.

Testículos de animales con referencia a Zapatoor, exhibidos en “El cangrejo” y menú fascista para Navidad

De los “los huevos de Franco” …

“Arriba España, dígame”. De esta forma responden al otro lado del teléfono los responsables de “El cangrejo” para reservar los menús navideños 2016 dedicados a Francisco Franco y a José Antonio Primo de Rivera, que serán degustados rodeados por la decoración fascista y franquista que impera en el local. Aun, es más, los propietarios, de vez en cuando, hacen gala de su “extraordinario humor” y exhiben símbolos naturales con carteles que identifican la testosterona de Franco, Rajoy y Zapatero, a través de la exposición de testículos de distintos animales, como recoge la instantánea, sin saber, ¡ay la ignorancia!, que el dictador carecía de uno de sus “huevos”. Todo un alarde patrio y machista que, sin embargo, tiene sus files clientes a pesar de estar ubicado en una localidad donde siempre ha gobernado el PSOE.

Decoración en “Casa Pepe”, con el cuadro de los golpistas del 23-F y el salón principal del local

…Al salón de Despeñaperros

Y es que “El cangrejo” no puede descuidar ni un solo momento su filosofía franquista, sus “exquisitos” platos homófobos y racistas, ya que su inmediato competidor por ser el bar más facha de España le acecha a sólo 67 kilómetros, a 40 minutos de distancia, en Almuradiel, en la frontera entre Ciudad Real y Jaén, en el inicio de Despeñaperros, donde “Casa Pepe” luce con orgullo su condición de bar/restaurante/tienda fascista. Todo un alarde de la apología franquista que ahora en Navidad vuelve a la palestra informativa porque todos los nostálgicos del golpismo se dan cita en el local para recoger la tradicional lotería navideña.

¿Por qué lo permite la ley?

La Ley de Memoria Histórica establece que los “escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación personal o colectiva del levantamiento militar, de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura deberán ser retiradas de los edificios y espacios públicos”. ¿Es un bar o un restaurante un espacio público? Es evidente que sí. ¿Entonces, por qué se permite que estos establecimientos hagan apología del fascismo? ¿Qué ocurriría si un local vasco hiciera apología del terrorismo etarra? Precisamente, este mes de diciembre se cumplen nueve años (26 de diciembre) de la publicación de la ley, votada en contra por el PP, como no podía ser menos, y poco ha cambiado la situación, incluidos los miles de cadáveres abandonados en las cunetas del olvido. “¡Niño! un jamón, cojonudo, claro, que para eso estamos en El cangrejo”.