La incidencia de los presupuestos estatales en Andalucía será mañana objeto de un debate general en el primer pleno del Parlamento de la actual legislatura, una iniciativa del PSOE e IU -socios en el Gobierno andaluz- con la que quieren poner de manifiesto que las cuentas del Estado son un "azote" para la comunidad.

"Abocados a medidas jurídicas"
"Si el presupuesto no se reconduce nos veremos abocados a medidas jurídicas", ha advertido en una rueda de prensa el portavoz parlamentario socialista, Mario Jiménez.

Estrategia "discriminatoria y agresiva"
Ha sostenido que están basados en una estrategia "discriminatoria y agresiva" contra la comunidad y que "incumplen" el Estatuto de Autonomía y la Disposición Adicional Tercera del mismo que fija las inversiones estatales teniendo en cuenta la población. Los cálculos de la Junta indican que las inversiones no ejecutadas del Estado en los ejercicios 2008 y 2009 suponen unos 1.504 millones de euros.

El PP quiere "pasar factura" a Andalucía
Sobre estos "agravios" y el "ataque" que suponen a las políticas sociales, la educación y sanidad andaluza basarán los socialistas sus propuestas de resolución en el debate, en el que -según Jiménez- se pondrá de manifiesto que el PP quiere "pasar factura" a Andalucía.

Medidas políticas y jurídicas
El portavoz ha sumado a esta situación el "injusto" reparto de déficit entre las comunidades basado en el PIB en lugar de en la población, una situación que ha llevado al presidente andaluz, José Antonio Griñán, a anunciar medidas políticas y jurídicas para modificar este criterio en el presupuesto de 2013.

Un modelo "justo"
"El reparto del déficit está pensado para perjudicar a Andalucía y beneficiar a Madrid y Cataluña", según Jiménez, que ha aclarado que la propuesta del presidente de la Junta, José Antonio Griñán, "no es un frente contra nadie ni una actitud pendenciera", sino una iniciativa para aplicar un modelo "justo" para la mayoría de las comunidades autónomas.