La familia del menor transexual que se siente niña presentará este  viernes una querella contra la directora del colegio San Patricio,  como responsable del mismo; y contra el obispo de Málaga, en su  calidad de presidente de la Fundación Diocesana Santa María de la  Victoria, de la que depende el centro, al entender que se ha cometido  un delito de denegación de la prestación de servicio público por  motivo discriminatorio.

Al enteder que se ha cometido delito de la  denegación del servicio público por motivos discriminatorios
Así lo ha anunciado este jueves en rueda de prensa el abogado que  representa a la familia de Gabi, Oliver Roales, quien ha sostenido  que se da el tipo penal y que ha existido una discriminación, ya que  "no se le ha tratado como al resto de las niñas", apuntando que las  dos personas contra las que se dirige la querella "conocían desde  casi el principio y a la perfección la condición de transexual de la  menor", ya que se aportaron los informes correspondientes.

Solo quieren que quede claro que se ha cometido una injusticia
Los progenitores decidieron hace unas semanas cambiar de centro  educativo ante la situación "insostenible para la menor y para los  padres", quienes, según ha insistido el letrado, "en ningún momento  quieren hacer de esto una cruzada" ni buscan una reparación económica  ni que se le readmita, sino "que quede claro que se ha cometido una  injusticia, que ella no es responsable de que haya tenido que salir  del colegio" y que han luchado "por su dignidad".