Me preocupa la imagen internacional que estamos dando. Prodiga en los medios más destacados del mundo la idea de que en España quien se mete con la derecha o con el franquismo se estrella. “El franquismo y la derecha son intocables”. Quizá no sea justa esta imagen, pero la estamos dando motivos para ello.

Es muy difícil hacer comprender dentro y fuera de España que a un juez se le juzgue por prevaricación al ordenar unas escuchas relacionadas con el caso Gürtel. Que se anulen las pruebas pero no que se le acuse de prevaricación. ¿Por qué el juez Garzón es un presunto prevaricador, y el juez Pedreira no lo es, si dio por buenas tales escuchas, y siguió ordenándolas? ¿Y los fiscales, también son prevaricadores? ¿Y los tribunales internacionales, también son prevaricadores?

Es difícil comprender que quien se enfrentó a Pinochet y a la dictadura argentina por los desaparecidos, cuando lo hace en España, se estrelle. Nadie puede impedir que pensemos que hay interesados en quitárselo de en medio. ¿Y saben lo que va a pasar? Pues que sea cual sea el resultado judicial, el juicio social ya lo tiene ganado; y la Justicia, socialmente, va a quedar tocada, una vez más.

Julio García-Casarrubios Sainz
http://juliocasarrubios.blogspot.com