Si el Gobierno Cospedal quiere ir potenciando más la enseñanza concertada privada, que lo diga claramente. Lo que no puede hacer es entrar en la peligrosa dinámica de desprestigiar la pública, para que vaya tomando más auge la privada. Es una estrategia política tan antigua como barata.

La enseñanza pública tiene muchos aspectos mejorables. Muchas cosas hay que mejorar. Pero lo último que se espera de un líder político, es lanzar contra la opinión pública, contra la sociedad, a un cuerpo profesional, que ha progresado en los últimos años como en ningún otro país. Tenemos en España, el mejor profesorado, el más vocacional, el mejor preparado, el que más horas dedica a la enseñanza de toda la OCDE. Es deplorable fomentar la imagen fácil y falsa de que los profesores son los que menos trabajan. A quienes digan que los profesores ganan mucho y trabajan poco, les invito a que sigan desde dentro, durante unos días, como es su trabajo. ¡Qué prueben! Y después hablamos.

Julio García-Casarrubios Sainz
http://juliocasarrubios.blogspot.com