Series
Mulder y Scully, en el póster de la décima temporada. (Fuente: FOX)
Mulder y Scully, en el póster de la décima temporada.
|
Fuente
:
FOX

Guía rápida de la conspiración de ‘Expediente X’

La serie regresa se volvió este lunes a FOX con su temporada 11

8
Mar, 9 Ene 2018

La vuelta de Mulder y Scully a televisión a principios de 2016, más de una década después del final de Expediente X, fue un pequeño acontecimiento. Pequeño porque el anterior regreso de ambos personajes, en 2008, fue con una segunda película que no convenció a casi nadie, y había algunas reticencias a cómo habría pasado el tiempo por la creación de Chris Carter. Pero era un acontecimiento porque la serie todavía es una de las más influyentes de la televisión, y porque ver a David Duchovny y Gillian Anderson interpretando de nuevo a Mulder y Scully lo merecía.

Esa décima temporada fue un éxito para una FOX muy necesitada de ellos, así que era sólo cuestión de tiempo (y de agendas) que Expediente X tuviera una 11ª entrega, que se estrenó ayer en Estados Unidos y que llegará el lunes a FOX España. Esa temporada tendrá diez episodios y casi todos se centrarán en los “monstruos de la semana”, los casos autoconclusivos que han acabado siendo lo más recordado de la serie.

Porque el componente serializado que tan innovador fue en los 90, la famosa conspiración, dejó de tener sentido muy rápido. Sin embargo, va a seguir siendo importante y fue la excusa para que Mulder y Scully volvieran a estar juntos, así que no viene mal recordar de qué iba esa conspiración que no habría soñado David Lynch ni en sus momentos más alocados.

El origen: la desaparición de Samantha Mulder

En la historia de Expediente X, la investigación de la conspiración arranca cuando Fox Mulder, agente del FBI, hace que su misión en la vida sea averiguar qué pasó con su hermana Samantha, que desapareció siendo todavía una niña. Mulder tiene el vívido recuerdo de cómo ella era abducida, cómo una brillante luz la sacaba por la ventana de la habitación mientras él miraba paralizado por el miedo.

Cuando empieza la serie, y Scully es asignada a los expedientes X, Mulder lleva tiempo tirando de las pocas pistas que puede encontrar. Su obsesión por encontrar a su hermana, y el hermetismo de sus padres cada vez que les preguntaba qué había pasado con ella, impulsaba su trabajo estudiando casos paranormales de todo tipo. Y aunque tardó, Expediente X acabó ofreciendo respuestas a sus preguntas. Porque, por supuesto, la desaparición de su hermana estaba relacionada con la Conspiración de fondo, una conspiración que bebía de la paranoia post-Watergate y la desconfianza en el gobierno instalada en los estadounidenses en los 90.

La invasión de los alienígenas

Durante las cinco primeras temporadas (hasta la primera película), Expediente X estuvo contando una historia de colaboración en secreto entre facciones del gobierno de Estados Unidos y los alienígenas. Porque, por supuesto, todo tenía que girar alrededor de una invasión extraterrestre.

El gobierno y los alienígenas llevaban preparándolo todo desde la Segunda Guerra Mundial. Se utilizó el programa de vacunación para generar un archivo de material genético que, después, se utilizó en la creación de un híbrido humano-extraterrestre que pudiera sobrevivir a la colonización del planeta por parte de los “hombrecillos grises”. La fecha establecida para esa colonización era 2012, pero había también facciones “rebeldes” dentro de los alienígenas y de sus colaboradores humanos que se enfrentaban entre sí.

La abducción de Samantha Mulder se encuadraba en las actividades de un grupo llamado El Sindicato, encargado de supervisar, entre otros proyectos, la llegada de los extraterrestres. Al padre de Mulder se le obligó a elegir entre sus dos hijos para entregarlo a los visitantes, y optó por Samantha.

Uno de los miembros más prominentes del Sindicato es el Fumador, el gran villano de la serie, alguien que se ha dedicado a realizar el trabajo sucio de esas instancias clandestinas del gobierno. El Fumador acaba teniendo una relación más estrecha con la familia de Mulder de lo que a él le habría gustado, y hasta llega a insinuarse que es su verdadero padre.

El papel de Scully

Si hasta aquí nos seguís sin problema, estupendo, porque todo esto se contó en Expediente X de la manera más críptica posible, eludiendo durante temporadas enteras que Mulder supiera algo de la Verdad, y reseteando toda la mitología en la sexta temporada, cuando la serie inició una nueva etapa al mudar su rodaje de Vancouver a Los Ángeles.

Para las dos temporadas del revival, lo más importante es el rol de Scully en toda esta conspiración. Porque la agente fue abducida por alienígenas en la segunda temporada, una abducción en la que experimentaron con ella, le provocaron un cáncer que parecía incurable y, además, impidieron que pudiera tener hijos. Scully descubre que hay otras mujeres que han sufrido lo mismo que ella, y a las que se les extrajeron óvulos durante los experimentos.

El resultado de todo esto aparece en la octava temporada. Mulder regresa después de haber sido abducido también, y de esconderse de las personas que manejan la Conspiración. Su relación con Scully ha pasado a ser mucho más que profesional (aunque los espectadores nunca lo ven consumado en pantalla), y descubre que, mientras ha estado fuera, ambos han tenido un hijo, William.

El niño empieza a dar muestras con rapidez de ser especial, quizás hasta es el primer híbrido humano-alienígena, razón por la que mucha gente tiene un gran interés es ponerle las manos encima. Así que, para protegerlo, Scully lo da en adopción.

El cliffhanger final de la décima temporada deja el futuro a expensas de que Mulder y Scully consigan encontrar a su hijo, pues en él puede estar la cura del virus extraterrestre que amenaza con acabar con la humanidad.

Así puede resumirse la conspiración de Expediente Xuna conspiración que daba el armazón serializado a las temporadas y que ponía a Mulder y Scully en una situación en la que no podían confiar en nadie, en la que estaban solos contra el mundo, lo que contribuyó a evolucionar su relación.

Pero nunca tuvo ningún sentido y, al final, fue el eslabón más débil de la serie.

La 11ª temporada de ‘Expediente X’ se estrena el lunes 8, a las 22:20, en FOX España.